Arte: TEMBLOR EN LA FRONTERA

JOHN MALKOVICH ES DAVID LURIE

Desgracia. Steve Jacobs mira a Coetzee

Peatóm | 1·08·2009 | 06:00 |
|

Desgracia. Película de Steve Jacobs, inspirada en la novela de Coetzee, e interpretado por John Malkovich

Por Juan Sardá · El Cultural. La complejidad de la Suráfrica postapartheid se traslada a la pantalla con Desgracia, adaptación de la novela de J.M. Coetzee que ha realizado Steve Jacobs con John Malkovich. ¿Para qué cambiar lo que ya es perfecto? Esa pregunta es la que se hizo el actor y realizador australiano Steve Jacobs (New Haven, 1967) cuando se enfrentó a la adaptación de Desgracia, una de las novelas más importantes, y quizá la más conocida, del premio Nobel surafricano J. M. Coetzee. Por tanto, Desgracia película refleja fielmente un argumento plagado de complejidades y meandros. Cuenta la historia de David Lurie (John Malkovich), un refinado profesor universitario de literatura que se mueve mucho mejor desentrañando los versos ajenos que sus muchos conflictos personales.

Malkovich, es el eje del asunto debido a sus numerosas complejidades: generoso, independiente y lúcido, por una parte, y pretencioso, egoísta y obcecado por la otra

El drama se desencadena a partir de su ilícita relación con una joven estudiante que provoca primero su expulsión de la facultad y después su retiro en un remoto paraje del país, donde vive aislada su hija. “Leí Desgracia hace muchos años y sencillamente me pareció un gran libro —explica Jacobs a ‘El Cultural’ en un hotel madrileño—. Destaca porque se acerca a temas complejos y personalidades complicadas sin caer en un tono sentimental. La idea desde un principio era ser muy fiel al libro pero tampoco se trataba de hacerle un homenaje si no de adaptar al cine la historia. Además, hubo que sintetizar”. De esta manera, seguimos el peculiar recorrido del protagonista por los abismos de la culpa, la redención, el castigo, la fatalidad y, por qué no, una cierta esperanza: “A pesar del título y de que suceden hechos gravísimos, no quería que fuese una película excesivamente melodramática. Creo que al final hay una cierta luz”. Una luz, eso sí, que llega tras las numerosas catástrofes que trufan una trama laberíntica.

El personaje de Lurie, interpretado con la brillantez habitual por Malkovich, es el eje del asunto debido a sus numerosas complejidades: generoso, independiente y lúcido, por una parte, y pretencioso, egoísta y obcecado por la otra, su personalidad lo domina todo: “El problema del personaje es su costumbre de juzgar a los demás. Tiene la tendencia a refugiarse en una actitud intelectual pero tiene muchas dificultades para ser consciente de sí mismo. En su relación con la estudiante, por ejemplo, no se da cuenta de que está abusando de su posición de poder sobre ella hasta que su hija es violada y lo vive en carne propia. Lo más fascinante es que él es un liberal en la teoría, por lo que muchas de sus actitudes son incluso plenamente contradictorias”.

Pero más allá de esa abigarrada personalidad, Desgracia muestra las costuras de una nación, Suráfrica, traumatizada por el recuerdo reciente del apartheid y sometida a la perpetua tensión entre blancos y negros. Cuando el frágil orden se quiebra, aparecen los grandes dilemas de la humanidad: “No creo que esta película sea sobre Suráfrica, no me atrevería a hacer una afirmación rotunda sobre el país. Creo que la situación que plantea es muy universal y es la de una sociedad que ha sufrido un trauma profundo y cómo se repone a él. En España podemos encontrar un paralelismo con la situación del País Vasco”. A partir de aquí, surgen otras cuestiones que no conocen fronteras: “No creo que el conflicto sea entre barbarie y civilización. Existe la Justicia con mayúscula pero la realidad ofrece muy diversos matices, muchas veces lo justo es enemigo de bueno. La vida diaria se basa en llegar a pactos constantemente”. Unos pactos, dice Desgracia, extraños y antinaturales, pero que también nos enseñan una lección: humildad.

Compártelo
Nota. Debes estar registrado en estos servicios para poder anotar el contenido.


Recorrido histórico por todas las épocas y la exposición de armas, ropas y otros objetos que se muestran en las salas del Alcázar de Toledo. El Museo se articula en torno a siete salas cronológicas y trece temáticas

La compañía Vaseline pretende anima a los habitantes de la India a que blanqueen su piel en la vida real pero también en el ciberespacio

Los sonidos están emparentados con el ritmo del 'khoomei', un estilo de canto propio de la región de Tuva, para lo cual Yamakawa debe controlar al máximo su respiración

"Mi obra no es una protesta pacifista: Lo veo más como un intento de abordar nuestra ambivalencia a la hora de ver la guerra. La despreciamos, pero de alguna manera extraña nos sentimos atraídos hacia estas máquinas"

Un asombroso taller renacentista en Madrid realiza copias perfectas de obras de arte mediante alta tecnología. Por otro lado, en el Metropolitan de Nueva York una pintura de autor desconocido ha resultado ser un velázquez

Modelos para armar, Pensar Latinoamérica desde la Colección MUSAC se inspira en 62/ Modelo para armar, la novela que Julio Cortázar publicó en 1968, uno de los proyectos más originales y ambiciosos de la literatura en lengua castellana

Teller ha desempeñado un papel fundamental en la redefinición visual de la fotografía de moda, aportando una perspectiva más realista e íntima de dicho mundo

Este lienzo, pintado en el verano de 1900 en Valencia, fue una comisión de un importante coleccionista español

"La anticipación en la adquisición de los dólares necesarios para pagar obras de arte, no sólo mediante opciones sobre divisas sino también de las adquisiciones en efectivo, ha generado a la Tenedora una pérdidas de, aproximadamente, 7 millones de euros"

Paradójicamente, el galerista nunca llamó a ese espacio por su nombre, prefería hacerlo de una forma más natural; que los artistas se sintieran 'En casa de Konrad Fischer'

LO ÚNICO CONSTANTE ES EL CAMBIO

La crisis como periodo de ruptura

Peatóm | 24·07·2010
06:00 horas

Quiebra de la cadena de valor. Las crisis generan shock disruptivos

DISTINTAS ALTERNATIVAS

¿Está justificada la sanidad pública?

Peatóm | 17·07·2010
06:00 horas

Estetoscopio

EL REBAÑO DE LOS POLÍTICOS

El gobierno global experimenta con España

Peatóm | 10·07·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Rebaño

LA CAÍDA DEL ÉXITO

¡El sistema educativo funciona!

Peatóm | 3·07·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

ENTRE OTRAS, LA DE MIKONOS

Grecia pone a la venta sus 6.000 islas

Peatóm | 26·06·2010
06:00 horas

Islas Griegas

AZNAR EN EL 'THE TIMES'

“Si Israel se cae, caemos todos”

Peatóm | 19·06·2010
Libertad Digital · 00:00 horas

Viñeta sobre el Arca de Noé

LOS DOS GRANDES ÉXITOS DE ZAPATERO

“La promoción del padel y la lucha contra el calentamiento global”

Peatóm | 12·06·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Júpiter y Tetis, de Jean Ingres (1811)

CIUDADANOS, LEGITIMIDAD Y ESTADO

La seguridad, el gran monopolio estatal

Peatóm | 5·06·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Seguridad. ¿En régimen de monopolio o de libre competencia?

TRIBUTOS PECHOS

Juan de Mariana y los impuestos

Peatóm | 29·05·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Impuesto

PREMIO LIBERTAD

Solventando la deuda con Margaret Tatcher

Peatóm | 15·05·2010
06:00 horas

Margaret Tatcher. Premio Anual de la Libertad de la Fundación FAES (Primera Ministra británica entre 1979 y 1990)