Arte: TEMBLOR EN LA FRONTERA

Jerome David Salinger

Murió el escritor invisible

Peatóm | 30·01·2010 | 06:00 |
|

Jerome David Salinger. Autor de "El guardían entre el centeno". Instantánea intentando agredir al fotógrafo

Literatura. El estadounidense J. D. Salinger, autor de la famosa novela El guardián entre el centeno, ha muerto este jueves en New Hampshire (noreste de Estados Unidos) a los 91 años de edad. Según un comunicado emitido por su familia y hecho público por su agente literario, Phyllis Westberg, Salinger falleció por causas naturales en su domicilio. “A pesar de haberse roto la cadera en mayo, su salud había sido excelente hasta un repentino deterioro después de Año Nuevo”, se lee en el comunicado, en el que se precisa que el popular escritor no sufrió ningún dolor antes ni durante su muerte. Salinger es conocido por su falta de apariciones públicas y por su “deseo inflexible de proteger y defender su privacidad”, recordó su familia, la cual pidió además respeto para el fallecido y su obra. Aunque escribió otras novelas y relatos, El guardián entre el centeno es, con diferencia, la obra más popular de Salinger. De hecho, está considerada como una de las grandes novelas norteamericanas del siglo XX. La historia, escrita en 1951, se centra en el adolescente Holden Caulfield, quien en primera persona narra los días sucesivos a su expulsión del colegio.

¤ PRIVACIDAD

La única foto que se le tomó en la madurez lo muestra en el intento de agredir al fotógrafo; hizo que quitaran su retrato de sus libros; impidió que llevaran ilustraciones en la tapa y se negó a leer las críticas a sus trabajos. Lo Lo único que a Caulfield, el personaje central de ‘El guardián entre el centeno’, deseaba es «Estar en un campo de centeno al borde de un precipicio. En el campo hay miles de niños jugando y él evita que ellos caigan en el abismo. Él seria el guardián entre el centeno».

“Salinger había comentado que estaba en este mundo pero que no era de él. Su cuerpo se va pero la familia desea que él continúe con aquellos a los que ama, (independientemente de) si son figuras religiosas o históricas, amigos personales o personajes ficticios”, señalaron sus allegados en el comunicado.

Jerome David Salinger murió en su casa de Cornish, New Hampshire, donde se había recluido en los años 60 para alejarse de todo contacto con la vida pública. Fue uno de los escritores norteamericanos más importantes del siglo XX. Su novela breve El guardián entre el centeno ( The Catcher in the Rye ) es un clásico que deslumbró generación tras generación desde que fue editada en 1951, y que por varias décadas fue de lectura obligatoria en las escuelas de su país.

:: Persona reservada

La noticia de la muerte de Salinger se conoció a través de un comunicado de Matt, el hijo del autor, difundido por su representante literario, Phyllis Wesberg. J.D. Salinger fue un mito viviente que no se rindió a las fanfarrias del éxito. De hecho, la única entrevista que concedió, por vía telefónica, fue en 1974 a The New York Times para explicar, justamente, que no quería que se entrometieran en su vida. Solía decir que la segunda dote de un escritor era mantener su privacidad.

Demandó constantemente a quienes editaban sus libros sin autorización (”Prefiero pasar dos horas en el sillón de un dentista que un minuto en el despacho de un editor”, dijo); hacía destruir las copias ilegales de sus obras; la única foto que se le tomó en la madurez lo muestra en el intento de agredir al fotógrafo; hizo que quitaran su retrato de sus libros; impidió que llevaran ilustraciones en tapa, y se negó a leer las críticas a sus trabajos.

El último caso judicial en el que participó fue hace menos de un año, para impedir la publicación en los Estados Unidos de una “continuación” de El guardián…, escrita por el sueco Fredrick Colting con el nombre de 60 years later: Coming Through the Rye (60 años después: recuperándose del centeno ). Años antes había demandado a Ian Hamilton, autor de En busca de J.D. Salinger, a quien le impidió reproducir las cartas que le había enviado y sólo pudo citarlas.

Salinger fue el primer escritor que habló de los jóvenes como blanco de la nueva sociedad de consumo que se desarrollaba en los Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial, donde participó como infante en Normandía, experiencia que generó uno de sus relatos más celebrados, Un día perfecto para el pez banana. Escribió, además, Nueve cuentos (1953), Franny y Zooey (1961), Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción (ambas de 1963). El último libro que se publicó fue Hapsworth 16, 1924 , relato que había aparecido en un número especial del New Yorker en 1965, revista en la cual publicó sus primeros relatos.

:: El encierro

Hace diez años, su hija Margaret publicó El guardián de los sueños , una biografía de su padre considerada también un “ajuste de cuentas” personal. En él afirma que su padre se preocupaba sólo por defender su privacidad y su obra

J.D. Salinger nació el día de Año Nuevo de 1919 en Manhattan, hijo de una madre irlandesa y un padre judío de origen polaco. Comenzó a escribir desde adolescente. En 1940, su primer cuento, Los jóvenes, sobre un grupo de adolescentes sin rumbo, fue publicado en la revista Story. En 1955 se casó con una joven estudiante, Claire Douglas, con quien tuvo dos hijos, Margaret y Matt. Se divorciaron en 1967, y en 1972 Salinger inició una relación con Joyce Maynard, con quien había intercambiado correspondencia. En los 80 se casó con Collen O´Neill, con quien vivía en Cornish.

George Steiner escribió alguna vez que entre escritores, críticos y fanáticos se había generado una “industria Salinger”, facilitada por el ostracismo al que se sometió el autor y que llevó a todos a buscar datos de la intimidad, cartas enviadas a amigos, escritores y familiares, para saber cómo pensaba y, sobre todo, descubrir si seguía o no escribiendo. Se dice que hace tiempo hay al menos dos novelas inéditas, cuentos y cartas guardados celosamente en una caja fuerte. Pero, como todo en Salinger, no hay certeza de si es verdad o parte del mito.

Hace diez años, su hija Margaret publicó El guardián de los sueños , una biografía de su padre considerada también un “ajuste de cuentas” personal. En él afirma que su padre se preocupaba sólo por defender su privacidad y su obra. Salinger era muy famoso cuando a mediados de los años 60 decidió dejar Nueva York para instalarse en la tranquila Cornish. Dejó de publicar y se entregó a una vida encerrado con los suyos, interesado en el budismo zen y en la comida sana. Desde entonces, el mito no hizo más que crecer.

Compártelo
Nota. Debes estar registrado en estos servicios para poder anotar el contenido.


Recorrido histórico por todas las épocas y la exposición de armas, ropas y otros objetos que se muestran en las salas del Alcázar de Toledo. El Museo se articula en torno a siete salas cronológicas y trece temáticas

La compañía Vaseline pretende anima a los habitantes de la India a que blanqueen su piel en la vida real pero también en el ciberespacio

Los sonidos están emparentados con el ritmo del 'khoomei', un estilo de canto propio de la región de Tuva, para lo cual Yamakawa debe controlar al máximo su respiración

"Mi obra no es una protesta pacifista: Lo veo más como un intento de abordar nuestra ambivalencia a la hora de ver la guerra. La despreciamos, pero de alguna manera extraña nos sentimos atraídos hacia estas máquinas"

Un asombroso taller renacentista en Madrid realiza copias perfectas de obras de arte mediante alta tecnología. Por otro lado, en el Metropolitan de Nueva York una pintura de autor desconocido ha resultado ser un velázquez

Modelos para armar, Pensar Latinoamérica desde la Colección MUSAC se inspira en 62/ Modelo para armar, la novela que Julio Cortázar publicó en 1968, uno de los proyectos más originales y ambiciosos de la literatura en lengua castellana

Teller ha desempeñado un papel fundamental en la redefinición visual de la fotografía de moda, aportando una perspectiva más realista e íntima de dicho mundo

Este lienzo, pintado en el verano de 1900 en Valencia, fue una comisión de un importante coleccionista español

"La anticipación en la adquisición de los dólares necesarios para pagar obras de arte, no sólo mediante opciones sobre divisas sino también de las adquisiciones en efectivo, ha generado a la Tenedora una pérdidas de, aproximadamente, 7 millones de euros"

Paradójicamente, el galerista nunca llamó a ese espacio por su nombre, prefería hacerlo de una forma más natural; que los artistas se sintieran 'En casa de Konrad Fischer'

LO ÚNICO CONSTANTE ES EL CAMBIO

La crisis como periodo de ruptura

Peatóm | 24·07·2010
06:00 horas

Quiebra de la cadena de valor. Las crisis generan shock disruptivos

DISTINTAS ALTERNATIVAS

¿Está justificada la sanidad pública?

Peatóm | 17·07·2010
06:00 horas

Estetoscopio

EL REBAÑO DE LOS POLÍTICOS

El gobierno global experimenta con España

Peatóm | 10·07·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Rebaño

LA CAÍDA DEL ÉXITO

¡El sistema educativo funciona!

Peatóm | 3·07·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

ENTRE OTRAS, LA DE MIKONOS

Grecia pone a la venta sus 6.000 islas

Peatóm | 26·06·2010
06:00 horas

Islas Griegas

AZNAR EN EL 'THE TIMES'

“Si Israel se cae, caemos todos”

Peatóm | 19·06·2010
Libertad Digital · 00:00 horas

Viñeta sobre el Arca de Noé

LOS DOS GRANDES ÉXITOS DE ZAPATERO

“La promoción del padel y la lucha contra el calentamiento global”

Peatóm | 12·06·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Júpiter y Tetis, de Jean Ingres (1811)

CIUDADANOS, LEGITIMIDAD Y ESTADO

La seguridad, el gran monopolio estatal

Peatóm | 5·06·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Seguridad. ¿En régimen de monopolio o de libre competencia?

TRIBUTOS PECHOS

Juan de Mariana y los impuestos

Peatóm | 29·05·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Impuesto

PREMIO LIBERTAD

Solventando la deuda con Margaret Tatcher

Peatóm | 15·05·2010
06:00 horas

Margaret Tatcher. Premio Anual de la Libertad de la Fundación FAES (Primera Ministra británica entre 1979 y 1990)