Ciencia: SABER UNIVERSAL

RADIESTESISTAS, RABDOMANTES Y ZAHORÍS

El increíble poder del péndulo y las varillas

G. Arenas | Peatóm | 26·07·2008 | 06:01 |
|

Entre la seudociencia, el arte y la adivinación. Imagen de un zahorí con una varilla de avellano en forma de horquilla, reproducida de un antiguo grabado

Desde tiempos inmemoriales son muchas las personas que han recurrido a un péndulo, o a unas varitas de metal o madera, para localizar aguas escondidas, metales, minerales, objetos perdidos e incluso personas desaparecidas. Este antiguo sistema adivinatorio se denomina ahora radiestesia, aunque quizá un nombre más exacto sea el de rabdomancia, que se usó en otras épocas. El significado etimológico de esta última palabra da una idea más precisa de este fenómeno, pues procede del griego rhábdos (varilla) y manteía (adivinación).

Sus practicantes se llamarían, por tanto, rabdomantes, aunque en la actualidad se les conozca más como radiestesistas. En España se ha utilizado de forma habitual la palabra zahorí para denominar, sobre todo, a los buscadores de pozos y corrientes de agua subterránea que utilizan varillas de madera. Estas varillas suelen consistir en ramas de avellano, abedul, arce o fresno, con una forma característica de horquilla, de unos 40 o 50 centímetros de largo.

La radiestesia ha sido ampliamente utilizada desde tiempos remotos y hoy en día sigue teniendo practicantes, fundamentalmente en zonas rurales, a pesar de la falta de pruebas científicas sobre su eficacia.

Para algunos se trata de supercherías vinculadas con prácticas ocultistas, mientras que para otros es todo un arte

Muchos han pretendido dotar a esta disciplina de un fundamento científico, sin conseguirlo. Para algunos se trata de supercherías vinculadas con prácticas ocultistas, mientras que para otros es todo un arte. Pero lo cierto es que existen personas que poseen la facultad radiestésica, y que saben cómo interpretar los movimientos oscilatorios de un péndulo o unas varillas a la hora de localizar determinadas sustancias, objetos o personas. Estos radiestesistas utilizan además su propio cuerpo como antena o receptor sensitivo. Otros factores que influyen en los resultados son la intuición, la perspicacia y la sensibilidad.

Se trataría pues de una especie de sabiduría interna, en la que hay que iniciarse, abandonando prejuicios y entregándose a un entrenamiento intenso y preciso.

La radiestesia se relaciona con una especial percepción de la naturaleza basada en la intuición y en las sensaciones, en la experiencia, en el conocimiento directo y en una gran capacidad de autoanálisis

Porque, en el fondo, la radiestesia se relaciona con una especial percepción de la naturaleza basada en la intuición y en las sensaciones, en la experiencia, en el conocimiento directo y en una gran capacidad de autoanálisis.

El entrenamiento exige una inagotable experimentación a partir de situaciones de la vida cotidiana. Se suele empezar por asuntos nimios, sobre los que se pregunta al péndulo o las varillas, con el fin de familiarizarse con el instrumento. A partir de ahí, se irá acrecentando la complejidad de las preguntas o la búsqueda de objetos, a medida que aumenta la confianza en uno mismo.

Este arte permite además localizar fallas geológicas, venas de agua, pozos cubiertos, líneas magnéticas, redes geobiológicas activas… y otros determinados aspectos del subsuelo que, según algunas teorías, pueden llegar a afectar a la salud de quien vive, trabaja o pasa un tiempo considerable sobre ellos.

Antecedentes históricos

En tiempos remotos, la práctica de estas artes estaba reservada a los altos dignatarios del sacerdocio, algunos astrólogos y contados sabios, que procedían con el mayor secreto. Cuando lo hacían en público, el pueblo les atribuía un poder mágico sobrenatural, para explicar sus éxitos.

Los descubrimientos de manantiales ocultos, cuando los hombres y los ganados sucumbían de sed, aumentaron el prestigio de los adivinadores ante aquellos que se beneficiaban de sus prodigios. Pero muchos también fueron considerados como brujos inspirados por el diablo.

En lugares remotos e inhóspitos de Australia se utilizaron varillas para buscar agua en el subsuelo

Hasta comienzos del siglo XX, en muchos lugares de Europa, India, África, China… fue trabajo de los zahoríes encontrar agua, y decidir dónde serían emplazados los poblados y edificios. También en lugares remotos e inhóspitos de Australia se utilizaron varillas para buscar agua en el subsuelo.

El primer grabado conocido data del año 147 antes de Cristo y en él se muestra a un emperador chino, de la dinastia Hia, con un instrumento en forma de ‘U’.

No obstante, las primeras referencias escritas sobre este arte se remontan al Imperio Romano, cuando historiadores como Tertuliano describieron los procesos practicados en aquel tiempo para descubrir la existencia de corrientes de agua subterránea y también de minerales por la vírgula divina o vírgula mercurialis.

Una práctica condenada por Lutero

A mediados del siglo XV la Universidad de París dictaminó que los bruscos movimientos de la varilla ahorquillada en manos de un sujeto sensitivo debían considerarse provocados por artes diabólicas, siendo condenada esta práctica por Lutero a principios del siglo XVI.

Enntre 1600 y 1640, el matrimonio belga formado por Juan de Chastelet, barón de Beausoleil, y Martina de Berteaux, viajó a las Guayanas para investigar yacimientos de minerales en el subsuelo. Ambos realizaron considerables descubrimientos radiestésicos, prolongando sus búsquedas hasta América del Sur. De vuelta al continente europeo, el matrimonio halló también numerosos yacimientos de minerales en distintas regiones de Francia, algunos de los cuales se siguieron explotando muchos años después.

La pareja utilizaba varillas de avellano y metálicas, pero a pesar de sus éxitos cayeron en desgracia del Cardenal Richelieu, y fueron arrestados y encerrados en la Bastilla, donde el barón murió en 1645.

A finales del siglo XVII, Nicolás de Grenoble publicó su Arte de descubrir los manantiales subterráneos, obra en la que ya aseguraba que la varilla ahorquillada, en manos de un sujeto sensitivo, reacciona cuando éste anda sobre una corriente de agua o de un objeto oculto de cualquier material que sea.

La primera aplicación del péndulo en medicina y su instauración como instrumento pseudocientífico de diagnóstico tuvo lugar a finales del siglo XVIII en la universidad austríaca de Salzburgo

En 1792, el célebre capuchino catalán Fray Clemente de San Martín Lescorts publico Der Siderismus, dedicado especialmente a estas investigaciones.

En países como India siempre han existido chamanes que practicaron la rabdomancia con fines curativos, aunque la primera aplicación del péndulo en medicina y su instauración como instrumento pseudocientífico de diagnóstico tuvo lugar a finales del siglo XVIII en la universidad austríaca de Salzburgo, después de que su rector experimentara con varios pacientes.

Ya en los albores del siglo XIX, la Academia de Ciencias de París nombró un equipo de científicos para estudiar las reacciones de las varillas y del péndulo en manos de determinados sujetos.

El primer Congreso de Radiestesistas se celebró en París en 1913, tras los notables trabajos del reverendo Mermet, el ingeniero Enrique Mager —que fue presidente de la Sociedad Francesa de Radiofísica— y el biólogo Viré. Ese año, tres grandes rotativos parisienses patrocinaron un concurso de búsqueda de metales enterrados, agua y cavernas subterráneas.

Localización de minas tras la I Guerra Mundial

El uso de la radiestesia se popularizó a raíz de la Primera Guerra Mundial, cuando los ejércitos europeos recurrieron a ella para localizar minas. Poco antes se había creado la Radiestesia Militar francesa, con la cooperación de Mager y Viré. El Estado Mayor alemán, por su parte, confió estos trabajos al eminente radiestesista alemán Otto-Hasse. Cuando acabó la guerra, las prácticas de radiestesia se habían extendido por doquier.

El uso de la radiestesia se popularizó a raíz de la Primera Guerra Mundial, cuando los ejércitos europeos recurrieron a ella para localizar minas

En 1933 se celebró un famoso Congreso Internacional de Radiestesia en Avignon, en el que fue propuesto este nombre —en sustitución de la vieja palabra ‘rabdomancia‘—, que significa ‘arte de captar con nuestra sensibilidad propia las radiaciones de los cuerpos, directamente o con el concurso de instrumentos especiales’. En Avignon se reunieron cerca de 300 practicantes de todos los continentes y eminentes personalidades científicas, que realizaron importantes descubrimientos de minerales, cavernas, corrientes de agua, sepulcros…

A año siguiente se constituyó en Francia la Sección de Radiestésica Médica y una Asociación de Médicos Radiestesistas.

En 1942, la Curia Romana publicó un decreto prohibiendo a los sacerdotes y religiosos proceder a investigaciones radiestésicas relativas a sucesos de personas (desapariciones, etc), bajo graves penas.

En 1936 se organizaron secciones de radiestesia militar en las grandes potencias europeas, con personal técnico especialmente preparado para ello, aunque los resultados de sus investigaciones y trabajos de campo se guardaron en secreto.

:: La ‘telerradiestesia’

Una de las utilidades más espectaculares de la radiestesia es su aplicación al hallazgo de personas desaparecidas. De ahí proviene, precisamente, una curiosa variante, la telerradiestesia, que se practica con una fotografía de la persona, animal u objeto perdido o, en su defecto, con cualquier cosa que hubiera estado en contacto con ellos.

En épocas recientes, la telerradiestesia se ha utilizado también para localizar yacimientos de petróleo

Previa concentración y plena serenidad de alma, el radiestesista se sitúa frente a un mapa o plano de la zona donde pudo haberse extraviado. Con una mano sostendrá el péndulo, cuyas oscilaciones ofrecerán las primeras pistas hasta dar con la localización exacta.

La telerradiestesia permite detectar a larga distancia el objeto o sujeto buscado, orientándose a través de las oscilaciones del péndulo no sólo sobre un mapa, sino también sobre una imagen o un simple cuestionario.

En épocas recientes, la telerradiestesia se ha utilizado también para localizar yacimientos de petróleo.

Compártelo
Nota. Debes estar registrado en estos servicios para poder anotar el contenido.


Las estrategias de razonamiento sencillas pueden ser tan precisas como las complejas

Nueva teoría sobre cómo salmones y tortugas marinas localizan dónde nacieron

Evolución del cerebro de las termitas guerreras, y cómo éstas emplean diferentes tipos de armamentos defensivos

Una huella de pisada dejada sobre sangre o polvo puede marcar una diferencia crucial en un caso investigado por la policía

Las moléculas en los cristales líquidos tienen una cierta orientación; se las podría comparar con fósforos cuyas cabezas apuntasen todas en la misma dirección

Europa conmemora el lanzamiento del primer satélite de comunicaciones remarcando que el Plan de Recuperación del próximo año invertirá 200.000 millones en extender la banda ancha en todo el territorio comunitario

Las últimas técnicas de la congelación rápida combinadas con las técnicas de microscopio electrónico de barrido, permiten crear películas de hielo en las condiciones de frío similares a las del espacio exterior

Martí ha desvelado las claves de cómo la nanofotónica puede contribuir a hacer invisibles los objetos

El Grupo de Astropartículas, Plasmas Espaciales Y Física de Altas Energías (SPAS) de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) forma parte del Observatorio Pierre Auger, el detector de rayos cósmicos más grande del mundo, que acaba de ser inaugurado en Argentina.

El 15 de noviembre de 1974 pasará a los anales de la historia como la fecha en la que se produjo el 'bautismo espacial' español

LO ÚNICO CONSTANTE ES EL CAMBIO

La crisis como periodo de ruptura

Peatóm | 24·07·2010
06:00 horas

Quiebra de la cadena de valor. Las crisis generan shock disruptivos

DISTINTAS ALTERNATIVAS

¿Está justificada la sanidad pública?

Peatóm | 17·07·2010
06:00 horas

Estetoscopio

EL REBAÑO DE LOS POLÍTICOS

El gobierno global experimenta con España

Peatóm | 10·07·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Rebaño

LA CAÍDA DEL ÉXITO

¡El sistema educativo funciona!

Peatóm | 3·07·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

ENTRE OTRAS, LA DE MIKONOS

Grecia pone a la venta sus 6.000 islas

Peatóm | 26·06·2010
06:00 horas

Islas Griegas

AZNAR EN EL 'THE TIMES'

“Si Israel se cae, caemos todos”

Peatóm | 19·06·2010
Libertad Digital · 00:00 horas

Viñeta sobre el Arca de Noé

LOS DOS GRANDES ÉXITOS DE ZAPATERO

“La promoción del padel y la lucha contra el calentamiento global”

Peatóm | 12·06·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Júpiter y Tetis, de Jean Ingres (1811)

CIUDADANOS, LEGITIMIDAD Y ESTADO

La seguridad, el gran monopolio estatal

Peatóm | 5·06·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Seguridad. ¿En régimen de monopolio o de libre competencia?

TRIBUTOS PECHOS

Juan de Mariana y los impuestos

Peatóm | 29·05·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Impuesto

PREMIO LIBERTAD

Solventando la deuda con Margaret Tatcher

Peatóm | 15·05·2010
06:00 horas

Margaret Tatcher. Premio Anual de la Libertad de la Fundación FAES (Primera Ministra británica entre 1979 y 1990)