Elipsis: LA AVENTURA DE VIVIR

MILITARIZACIÓN DE LA SOCIEDAD VENEZOLONA

Pógroms anticolombianos en Venezuela

Peatóm | 21·11·2009 | 06:00 |
|

Hugo Chávez. 'El Gorila Rojo del Orinoco'

Por Eduardo Mackenzie. Los nueve jóvenes colombianos asesinados en Venezuela eran muchachos que vivían pobremente en Chururú, un pueblito del estado de Táchira, donde fueron secuestrados por “uniformados” el 11 de octubre de 2009. Sus cuerpos fueron hallados 13 días después en varios puntos no lejos de la frontera con Colombia.

El gobierno venezolano se opone a que una comisión binacional investigue esa masacre. Por algo lo hará. ¿Tiene algo que ocultar? Caracas ha esbozado la teoría de que esos jóvenes eran “paramilitares” que fueron abatidos por otros “paramilitares”. Pero no presenta prueba alguna de lo que dice. Sin embargo, un detalle llama la atención. El Presidente Hugo Chávez parece saber bastante acerca del asunto. E1 28 de octubre dijo que “nadie sabe” qué ocurrió pero que él tenía “evidencias” que no podía entregar por ser parte de un “sumario legal”. Y agregó: “Eran colombianos que no tenían documentación oficial, como la que tiene la gran mayoría de colombianos que viven con nosotros. Pasaron para acá, estamos investigando sus actividades, alguien los financiaba”.

¤ El terror de Chávez

La razón de fondo es, ante todo, la consolidación en esas regiones de destacamentos de las FARC y del ELN quienes hacen lo que quieren y generan zozobra entre la población. Mucha gente se está quejando de eso. Todo esto se produce cuando oficialmente la economía de Venezuela ha entrado en una aguda recesión. La economía de Venezuela se contrajo alrededor de un 4,5% en el tercer trimestre del 2009 respecto al mismo lapso del 2008

Para no saber nada, Caracas sabe más de la cuenta. ¿Cómo sabe que “no tenían documentación oficial” y que “alguien los financiaba”? ¿La investigación de esos muchachos que vivían de la venta ambulante de maní comenzó cuándo? ¿Antes de su asesinato? El vicepresidente de Venezuela, Ramón Carrizález, aseguró que los jóvenes se “entrenaban en la zona para luego infiltrarse en Caracas y otras ciudades como parte de un plan desestabilizador” y que murieron en un “ajuste entre autodefensas”. ¿Desde cuándo los seguían para saber que esas eran sus intenciones? ¿Cómo supo todo eso Carrizález? ¿Interrogando a las víctimas antes de que se convirtiesen en cadáveres?

Algún día se sabrá la verdad de lo ocurrido en Chururú. Hay un joven que sobrevivió al ataque. ¿Por qué no ha podido salir de Venezuela? Según Jairo Martínez, el cónsul colombiano en el estado de Barinas, en agosto pasado los cadáveres de otros cinco colombianos fueron encontrados en el río Jaguar cerca del municipio de Socopó. Ese hecho y la matanza de los muchachos pone al orden del día un nuevo fenómeno: hay un ambiente de pógrom anticolombiano en Venezuela. Pues no sólo alguien los está asesinando sino que ahora algunos están perdiendo sus propiedades y huyendo de Venezuela. Es lo que le ocurrió a la pereirana Sonia Restrepo quien el 15 de mayo de 2009 tuvo que abandonar su fábrica de telas estampadas y huir de Guarenas, cerca de Caracas. Unas 40 personas armadas irrumpieron en su casa en nombre de un “círculo bolivariano” y la acusaron de ser una “extranjera explotadora”. Sin que ninguna autoridad la protegiera, ella perdió así la empresa que había construido durante 30 años.

¿Quién es el responsable de la grave degradación del clima social y político en las zonas de frontera entre Venezuela y Colombia? Los estados de Zulia, Táchira, Barinas y Apure son los más afectados por esa tensión difusa. Ello se agravó en los últimos meses hasta el punto de que en esas regiones comienza a haber un clima de pánico sordo en la minoría colombiana. Las constantes arengas anti colombianas del presidente Chávez, sus órdenes de enviar “diez batallones” a la frontera con Colombia, el auge simultáneo de las “milicias bolivarianas” y de la misteriosa “fuerza bolivariana de liberación”, coinciden con esa degradación.

La razón de fondo es, ante todo, la consolidación en esas regiones de destacamentos de las FARC y del ELN quienes hacen lo que quieren y generan zozobra entre la población. Mucha gente se está quejando de eso. No hay que olvidar otro elemento: Caracas anunció en noviembre de 2008 que estaba instalando cinco bases militares en la Sierra de Perijá, en el estado del Zulia, “para intensificar la lucha contra el narcotráfico, los paramilitares y los secuestros”. Tereck El Aissami, el ministro del Interior venezolano, dirige ese proyecto y fue él quien salió a decir que la matanza de Chururú había sido la obra de “paramilitares” colombianos. ¿Desde cuándo esas supuestas estructuras operan libremente en las barbas de Aissami?

La verdad hay que buscarla en otra parte. El cóctel chavista consistente en amenazar a Colombia, mentir y proteger las bandas terroristas FARC y ELN en esas áreas de frontera, sumado al decline social de la zona por el saboteo al comercio binacional, terminó en lo que debía terminar: en la creación de un pudridero humano donde todo puede ocurrir. La histeria bolivariana que cree ver una invasión “imperialista” a corto plazo, apoyada por los “neogranadinos”, hizo el resto e impulsó quizás el brazo de los asesinos.

¿Cómo aceptar entonces lo que dicen los chavistas en el sentido de que lo ocurrido en Chururú es porque “el conflicto colombiano interno desborda sobre nosotros”? No. Esos jóvenes fueron ultimados probablemente por huestes armadas locales en formación, las cuales tratan de “limpiar” y aterrorizar la región para crearse un espacio de acumulación de fuerzas y de impunidad, en el marco de una política de ofensiva respecto de Colombia. Ante la negativa de los jueces venezolanos para encontrar los responsables de los pógroms anticolombianos y castigarlos, éstos van a repetirse y las autoridades apelarán a la misma explicación coja: la culpa es de Colombia. La Corte Penal Internacional, quien nunca se inquietó por lo que pasa en Venezuela, haría bien en tomar cartas en el asunto.

______________
Eduardo Mackenzie. Periodista, última obra publicada: Les FARC où l’échec d’un communisme de combat. Colombie 1925-2005

Compártelo
Nota. Debes estar registrado en estos servicios para poder anotar el contenido.


Una democracia queda prisionera del cientismo (o racionalismo constructivista) cuando las instituciones son incapaces de frenar a los grupos de dirigentes radicales que intentan imponer la refundación de la sociedad por medio del derecho positivo

Brewer asegura que no le dolerán prendas en recurrir a la Corte Suprema si Obama finalmente toma la dirección que considera equivocada

«La organización de la ONU efectúa una invasión cultural de las mentes de los niños palestinos para desgarrar y dispersar sus creencias a través del perdón, la coexistencia y el olvido de su pasado»

No es verdad que en Colombia haya que buscar la reconciliación para acabar con la violencia de las FARC; acabar con las FARC es la única forma de conseguir la reconciliación

McChrystal ha aguantado medio año y al final la tensión ha estallado. El discurso de Obama se resquebraja. Se hacen públicas las diferencias en el seno de su equipo y la solución al relevo forzado suena a huida hacia adelante

La UE y el FMI nos imponen un ajuste económico y una tutuela efectiva (Protectorado) a cambio de una garantía de financiación

No crean riqueza, al revés, la absorben y degluten en su propio beneficio y para el beneficio de una pocos. Unos y otros, Cajas y Banca, son incapaces de cumplir con el rol social al que Jean Claude Trichet se refería

La era del Estado Totalitario había nacido a la sombre del idealismo de unos políticos que pensaron que con una regla, unos mapas y voluntad se podía encontrar el Paraíso en la Tierra

Lejos de crear un marco de relaciones libres entre todos los europeos con el que poder desplazarse y comerciar en paz, la evolución institucional ha convertido lo que podría haber sido una buena idea en un Leviatán temible que se cierne sobre más de quinientos millones de almas

LO ÚNICO CONSTANTE ES EL CAMBIO

La crisis como periodo de ruptura

Peatóm | 24·07·2010
06:00 horas

Quiebra de la cadena de valor. Las crisis generan shock disruptivos

DISTINTAS ALTERNATIVAS

¿Está justificada la sanidad pública?

Peatóm | 17·07·2010
06:00 horas

Estetoscopio

EL REBAÑO DE LOS POLÍTICOS

El gobierno global experimenta con España

Peatóm | 10·07·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Rebaño

LA CAÍDA DEL ÉXITO

¡El sistema educativo funciona!

Peatóm | 3·07·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

ENTRE OTRAS, LA DE MIKONOS

Grecia pone a la venta sus 6.000 islas

Peatóm | 26·06·2010
06:00 horas

Islas Griegas

AZNAR EN EL 'THE TIMES'

“Si Israel se cae, caemos todos”

Peatóm | 19·06·2010
Libertad Digital · 00:00 horas

Viñeta sobre el Arca de Noé

LOS DOS GRANDES ÉXITOS DE ZAPATERO

“La promoción del padel y la lucha contra el calentamiento global”

Peatóm | 12·06·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Júpiter y Tetis, de Jean Ingres (1811)

CIUDADANOS, LEGITIMIDAD Y ESTADO

La seguridad, el gran monopolio estatal

Peatóm | 5·06·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Seguridad. ¿En régimen de monopolio o de libre competencia?

TRIBUTOS PECHOS

Juan de Mariana y los impuestos

Peatóm | 29·05·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Impuesto

PREMIO LIBERTAD

Solventando la deuda con Margaret Tatcher

Peatóm | 15·05·2010
06:00 horas

Margaret Tatcher. Premio Anual de la Libertad de la Fundación FAES (Primera Ministra británica entre 1979 y 1990)