Historia: LAS HUELLAS DEL PASADO

SECRETOS DE ESTADO

El enigma del hundimiento del Kursk

G. Arenas | Peatóm | 19·07·2008 | 06:03 |
|
|
kusrk

Como en plena "guerra fría". Una imagen del submarino nuclear ruso Kursk, cuyo accidente en las profundidades del gélido Mar de Barents, hace ahora ocho años, se mantuvo en secreto por parte del gobierno ruso durante varios días. Cuando se hizo público posiblemente ya era demasiado tarde, pero ni siquiera entonces los rusos aceptaron ayuda internacional para intentar rescatar a los posibles supervivientes

Corría agosto del año 2000. Muy cerca del Polo Norte, a más de cien metros de profundidad en el gélido Mar de Barents, los 118 tripulantes del Kursk, el mayor submarino nuclear ruso, fallecieron sin remedio. Los últimos días de vida de la tripulación debieron de ser atroces, encerrados en un submarino averiado bajo las aguas, sin esperanza y sin luz, abandonados a su suerte y sin posibilidad alguna de comunicarse con el exterior.

El submarino había sufrido una avería fatal y las autoridades rusas intentaron mantenerlo en secreto hasta el último momento. Pero les resultó imposible ante la inquietud y la angustia de las familias de las víctimas, que habían dejado de recibir noticias del submarino. Y no sólo eso. En aquellos días trascendió también que un centro sismológico noruego había registrado dos explosiones justo en el lugar en el que se encontraba el Kursk.

Ante la evidencia del desastre, el gobierno ruso tuvo que hacer pública la catástrofe. La comunicación tuvo lugar el 14 de agosto, cuando el submarino llevaba hundido ya varios días. Sin embargo, Rusia no aceptó la ayuda internacional hasta una semana después. ¿Por qué?

Finalmente, y ante la evidencia del desastre, el gobierno ruso tuvo que hacer pública la catástrofe. La comunicación se realizó el 14 de agosto, cuando el submarino llevaba hundido ya varios días. Sin embargo, Rusia no aceptó la ayuda internacional hasta una semana después. ¿Por qué?

Además, cuando las autoridades rusas aceptaron la ayuda de británicos y noruegos, éstos tardaron un solo día en abrir las escotillas, operación que a los rusos les había resultado imposible llevar a cabo hasta entonces.

Cuando los técnicos del equipo de rescate accedieron al interior del sumergible, el espectáculo fue tan terrible como se esperaba: todos los tripulantes habían muerto. En el bolsillo de uno de los cadáveres, el de un oficial, apareció una pequeña nota en un papel con este mensaje escalofriante, de apenas cuatro líneas, anotado quizá en los últimos momentos previos a la desesperación: “13.15. Todos los tripulantes de los compartimentos sexto, séptimo y octavo pasaron al noveno. Hay 23 personas aquí. Tomamos esta decisión como consecuencia del accidente. Ninguno de nosotros puede subir a la superficie. Escribo a ciegas”.

Rápidamente, los medios de comunicación empezaron a ofrecer distintas versiones de lo sucedido, mientras las grandes potencias mundiales se cruzaban mensajes que parecían recuperar el tono de los viejos días de la “guerra fría”, que se suponían superados. Mientras los rusos afirmaban que el Kursk había chocado contra un submarino de la OTAN, los británicos y norteamericanos insistían en que el hundimiento había sido causado por una explosión en el interior del submarino, explosión que, según ellos, había puesto en peligro toda la zona del Mar de Barents.

Para británicos y norteamericanos, la negativa del gobierno ruso a aceptar ayuda internacional sólo podía obedecer al temor de que se descubrieran importantes secretos en materia nuclear, ocultos en el submarino

Para británicos y norteamericanos, además, la negativa del gobierno ruso a aceptar ayuda internacional sólo podía obedecer al temor de que se descubrieran importantes secretos en materia nuclear, ocultos en el submarino.

El Kursk fue abandonado en las frías aguas de Barents, y el rescate de las víctimas se demoró, oficialmente por “falta de fondos”. ¿O quizá porque el submarino se había hundido con una información que bajo ningún concepto debía ser conocida?

El funeral oficial se celebró dos meses y medio después, el 24 de octubre, en la localidad militar de Vidiaievo, al norte de Rusia. Eso sí, sin los cuerpos de los fallecidos. Y hubo que esperar al 24 de octubre de 2001, casi 15 meses después del fatal accidente, a que el submarino Kursk fuera reflotado, mostrando el aspecto que ofrece la imagen situada bajo estas líneas.

Toda esta historia parece sacada de una película de la “guerra fría”. Incluso se llegaron a denunciar métodos heredados del KGB para mantener callados a los familiares de la tripulación fallecida. Por ejemplo, durante la exposición de la versión oficial de los hechos, ante los medios de comunicación, una cámara de televisión llegó a captar cómo a la esposa de uno de los marineros fallecidos se le inyectaba por sorpresa una sustancia sedante, para que no siguiera haciendo a los oficiales rusos preguntas incómodas e indiscretas.

Las autoridades rusas también vetaron la distribución de los 14.000 ejemplares de la novela titulada Con la cruz y el acero, del escritor ruso Dmitri Cherkásov, en la que este autor había reunido toda la información posible para contar y recrear el terrible accidente

Por no hablar de que, poco después, las autoridades rusas también vetaron la distribución de los 14.000 ejemplares de la novela titulada Con la cruz y el acero, del escritor ruso Dmitri Cherkásov, en la que este autor había reunido toda la información posible para contar y recrear el terrible accidente.

Durante meses, la angustia se extendió a todos los ámbitos de la sociedad, y los ciudadanos de todo el mundo pudieron comprobar, una vez más, que aunque la época de la “guerra fría” se considere superada, las armas nucleares siguen circulando sin control por debajo del mar, apuntando en distintas direcciones y amenazando a diario con a todo el planeta. Y lo peor: cómo los gobiernos siguen manteniendo en secreto sus oscuras operaciones.

Compártelo
Nota. Debes estar registrado en estos servicios para poder anotar el contenido.


El libro prueba, sin duda, la importancia de la conquista militar, aunque fuera acompañada —y en buena parte, precedida— de las negociaciones con las elites sobre la base de los derechos dinásticos del soberano español

Las herramientas de la moderna arqueología pueden reconstruir lo que pasó en aquellos fatídicos días antes de que las ciudades se convirtieran en ruinas

El segoviano se embarcó en la segunda expedición de Colón al Nuevo Mundo y, con la ayuda del vallisoletano Pánfilo Narváez, fundó las primeras siete villas desde Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa a San Cristóbal de La Habana

El trabajo forma parte de la tesis doctoral del investigador japonés Yuichi Nakazawa realizada en la Universidad de Nuevo México bajo la dirección del profesor Lawrence Straus.

Frente a la costa norte de Ibiza, a 39 metros bajo el mar, un grupo de científicos alemanes han descubierto cuatro barras de plomo que podrían datar del siglo III a.C

Nuevas investigaciones, publicadas en los 'Proceedings of the National Academy of Sciences' de los Estados Unidos, aportan un nuevo conocimiento a las preguntas sobre cómo y quiénes eran los últimos neandertales

Sonia Kovalevskaya consiguió el prestigioso 'Premio Bordin' por su trabajo sobre el problema de la rotación de un cuerpo alrededor de un punto fijo

"El mayor error que he cometido es la expedición a España", reconoció Napoleón en 1819, ya preso en Santa Elena, después de la derrota de su ejército en la Guerra de la Independencia y la pérdida de 200.000 soldados en el intento fallido de sumar España a su imperio

Después de su muerte, en 1968, se crea una organización en su memoria para poder ayudar a los ciegos en un mundo en desarrollo. Hoy esa institución llamada Hellen Keller International, es una de las más grandes organizaciones que trabajan con personas ciegas de todo el mundo

LO ÚNICO CONSTANTE ES EL CAMBIO

La crisis como periodo de ruptura

Peatóm | 24·07·2010
06:00 horas

Quiebra de la cadena de valor. Las crisis generan shock disruptivos

DISTINTAS ALTERNATIVAS

¿Está justificada la sanidad pública?

Peatóm | 17·07·2010
06:00 horas

Estetoscopio

EL REBAÑO DE LOS POLÍTICOS

El gobierno global experimenta con España

Peatóm | 10·07·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Rebaño

LA CAÍDA DEL ÉXITO

¡El sistema educativo funciona!

Peatóm | 3·07·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

ENTRE OTRAS, LA DE MIKONOS

Grecia pone a la venta sus 6.000 islas

Peatóm | 26·06·2010
06:00 horas

Islas Griegas

AZNAR EN EL 'THE TIMES'

“Si Israel se cae, caemos todos”

Peatóm | 19·06·2010
Libertad Digital · 00:00 horas

Viñeta sobre el Arca de Noé

LOS DOS GRANDES ÉXITOS DE ZAPATERO

“La promoción del padel y la lucha contra el calentamiento global”

Peatóm | 12·06·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Júpiter y Tetis, de Jean Ingres (1811)

CIUDADANOS, LEGITIMIDAD Y ESTADO

La seguridad, el gran monopolio estatal

Peatóm | 5·06·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Seguridad. ¿En régimen de monopolio o de libre competencia?

TRIBUTOS PECHOS

Juan de Mariana y los impuestos

Peatóm | 29·05·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Impuesto

PREMIO LIBERTAD

Solventando la deuda con Margaret Tatcher

Peatóm | 15·05·2010
06:00 horas

Margaret Tatcher. Premio Anual de la Libertad de la Fundación FAES (Primera Ministra británica entre 1979 y 1990)