Viajes: ALREDEDOR DEL PLANETA

KOSOVO

Viaje al interior de un país recién nacido

Peatóm | 24·07·2010 | 06:00 |
|
|

La estatua titulada NEWBORN (Recién nacido en inglés) fue inaugurada como símbolo de la declaración de independencia de Kosovo, el 17 de febrero de 2008

Kosovo. Kósovo (Campo de mirlos) Kosova o Kosovë en albanés, Косово o Косово и Метохија, Kosovo o Kosovo i Metohija en serbio) es un territorio ubicado en la península de los Balcanes, en el sudeste de Europa. Tiene una superficie de 10.887 km² y está habitado por cerca de 2,2 millones de personas. Su capital es Pristina. Limita con Montenegro, Albania, Macedonia y la región de Serbia Central.

Gran parte del territorio de Kosovo está atravesado por montañas, especialmente a lo largo de sus fronteras. En el borde nororiental con Montenegro y parte de Albania están los montes Prokletije, parte del conjunto de los Alpes Dináricos. En esta cadena se encuentra el Đeravica, que con una altitud de 2.565 es el punto más alto del territorio kosovar y el cañón de Rugova con una longitud de 25 kilómetros. En el sector noroccidental se ubican los Kopaonik a lo largo de la frontera con Serbia Central y en el sur se encuentran los montes Šar. Ambas cadenas montañosas son populares destinos turísticos, especialmente debido a su parque nacional y centros de esquí (como Brezovica).

La población kosovar está compuesta por un 88% de albaneses (1.996.000 - 2.072.000), un 8% de serbios (60.000 - 90.000), un 2% de  goranis (41.000 - 57.000), un 5% de arumanos (también vlax o macedo-rumanos)(34.000 - 38.000) y un 0,5% de turcos (17.000 - 19.000). La distribución según la religión sería: 92% musulmanes, 7% cristiano-ortodoxos y 1% católicos

Cerca del 36% del territorio corresponde a llanuras con algunas serranías de características kársticas que se extienden dentro de ellas, como el Goljak, Drenica y Crnoljeva. Esta última marca la diferencia entre el sector de las cuencas de Kosovo al este y de Metohija (conocida en albanés como Rrafshi i Dukagjinit, “meseta de Dukagjin”) al oeste. Diversos ríos cruzan el país: el Drin Blanco corre en dirección al mar Adriático a lo largo de Metohija, mientras el Sitnica lo hace en la zona oriental hasta confluir con el río Ibar al norte, en el sector de Kosovska Mitrovica. El Ibar, junto al río Morava del Sur, es uno de los afluentes pertenecientes a la gran cuenca del río Danubio. Algunos lagos existen en Kosovo, destacando el lago Gazivoda, el Radonjić, el Batlava y el Badovac.

El clima kosovar es predominantemente continental, con temperaturas templadas pero que pueden alcanzar extremos de -10 °C y 30 °C, durante los meses del invierno y del verano boreal, respectivamente. Entre octubre y diciembre se alcanzan las mayores precipitaciones (promediando 600 mm anuales en los sectores llanos) y la nieve es común en todo el territorio entre noviembre y marzo, aunque es más importante en las zonas montañosas. El sector de Metohija es más templado por efecto de las masas de aire cálido provenientes del Adriático.

Todas estas características geográficas hacen de Kosovo un territorio muy fértil, con un 69,1% de su superficie disponible para actividades agrículas (de las cuales, un 31% son pastizales y un 69% son tierras arables). Sin embargo, debido a las actividades industriales y mineras, un importante número de hectáreas han sido contaminadas, impidiendo su desarrollo agrícola. El 39% del territorio corresponde a bosques, que son clasificados fitogeográficamente como parte de la provincia iliria de la Región Circumboreal. Dentro de la flora kosovar destacan robles, pinos, hayas y abedules, mientras que en la fauna silvestre hay especies de águilas, lobos, algunos ciervos y jabalíes.

:: Demografía

La población kosovar está formada en su mayoría por albaneses. Una estimación de 2002 de la ONU ofrece estas cifras de población: 88% albaneses (1.996.000 - 2.072.000); 8% serbios (60.000 - 90.000); 2% goranis (41.000 - 57.000); 5% arumanos (también vlax o macedo-rumanos)(34.000 - 38.000) y 0,5% turcos (17.000 - 19.000). La distribución según la religión sería: 92% musulmanes; 7% cristiano-ortodoxos y 1% católicos.



:: Confrontación política entre Serbia y Kosovo

Serbia considera que Kosovo es una provincia autónoma dentro de su propio territorio, en conformidad con su propia constitución y con la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que impide al gobierno serbio intervenir directamente en la administración de este territorio desde 1999. Al finalizar la Guerra de Kosovo su administración quedó, por mandato del Consejo de Seguridad, en manos de la Misión de Administración Provisional de las Naciones Unidas en Kosovo y de la OTAN.

El gobierno provisional de Kosovo, sin embargo, declaró unilateralmente su independencia de Serbia el 17 de febrero de 2008 con el apoyo de Estados Unidos y parte de la Unión Europea, instaurando la República de Kosovo. Serbia, Rusia, España y otros países no aceptaron este hecho unilateral ni reconocen a la República de Kosovo como Estado soberano.

La República de Kosovo ejerce su soberanía sobre la mayor parte del territorio kosovar. Sin embargo, el norte de Kosovo, de mayoría étnica serbia, es administrado autónomamente con la coordinación de la Asamblea Comunitaria de Kosovo y Metohija, organismo creado en junio de 2008 con el apoyo de la República de Serbia y que no es reconocido por el gobierno de la República de Kosovo.

:: Situación de hecho

La Corte Internacional de Justicia (CIJ), la máxima instancia judicial de Naciones Unidas, da el visto bueno a la independencia de Kosovo. Incluso afirmó que los servicios jurídicos de su departamento han redactado un informe que certificaría que la decisión tomada por la CIJ este jueves de considerar ajustada a la legalidad internacional la declaración de independencia de Kosovo no es aplicable a ningún otro caso. Durante la rueda de prensa Crowley hizo un llamamiento a todos aquellos países que no han reconocido Kosovo —entre los que se encuentra España— a que lo hagan. Crowley instó a Serbia —el Estado al que pertenecía Kosovo antes de su proclamación de independencia unilateral, y que no lo reconoce como país soberano— y a Kosovo a que “dejen a un lado sus diferencias (…) y trabajen juntos de forma constructiva”, ya que afirmó que este es el camino para mejorar las condiciones de vida de sus pueblos e integrarse plenamente en Europa. Serbia perdió el control sobre Kosovo, un territorio con sólo un diez por ciento de población étnicamente serbia, tras la intervención armada de la OTAN en 1999. Tras la guerra la provincia estuvo administrada durante nueve años por la ONU, hasta que en 2008 Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia y otros países europeos reconocieron su independencia y se proclamó un Estado soberano.

:: Historia reciente

Kosovo ha sido considerado históricamente la cuna del pueblo serbio, aunque su población actual es mayoritariamente de origen albanés. Durante la existencia de la República Federal Socialista de Yugoslavia conformó la Provincia autónoma socialista de Kosovo, perteneciente a la República Socialista de Serbia. Tras la disolución de Yugoslavia pasó a formar parte de la República Federal de Yugoslavia, que sería conocida como unión de Estado de Serbia y Montenegro desde 2003 hasta la independencia de Montenegro en 2006.

El gobierno de Slobodan Milošević en Serbia suprimió en 1989 la autonomía de la provincia. Durante los siguientes 10 años, una fuerte tensión fue acumulándose entre Belgrado y la provincia separatista. En 1999 estalló la Guerra de Kosovo que enfrentó a la República Federal de Yugoslavia contra las tropas de la OTAN y el Ejército de Liberación de Kosovo. Tras el fin del conflicto bélico, la Organización de las Naciones Unidas estableció una misión de paz, la MINUK. Aunque Kosovo permaneció de iure como una provincia autónoma bajo el gobierno de la República de Serbia, la MINUK se mantendría a cargo de la administración del territorio junto a dirigentes de la etnia albanesa

:: Dardania

Poco se conoce sobre Kosovo antes del siglo XI. Se sabe que durante el Neolítico, el actual territorio de Kosovo estuvo bajo dominio de la denominada cultura de Vinča-Turdaş y vestigios arqueológicos de tumbas de la Edad de Bronce y de Hierro han sido encontradas en Metohija, pero no en la zona oriental. Los dardanios y tribalios, tribus indoeuropeas de origen traco-ilirio, habitaron en el lugar entre el siglo IV y el siglo III a. C. Hacia el 160 a. C., la zona comenzó a ser conquistada por los romanos e integrada a su Imperio como parte de la provincia de Iliria, el 59 a. C. La zona, denominada Dardania, pasaría a formar parte de la Mesia Superior en el año 87 y luego constituiría su propia división cerca del año 284 bajo el gobierno de Diocleciano, con capital en la actual ciudad de Niš (en el sur de Serbia).

Hacia fines del siglo VI y principios del siglo VII, una ola de migraciones de pueblos eslavos llegaron a la región bajo dominio del Imperio bizantino, mezclándose con latinos y tracio-ilirios que habitaban el lugar. El Primer Imperio Búlgaro conquistó la zona hacia los años 850, siendo reconquistada por Constantinopla el 1018 bajo el mando del emperador Basilio II. Diversos pequeños reinos serbios se establecieron en la zona noroeste de Kosovo, liderando la resistencia eslava al dominio bizantino, mientras las culturas de ambos se iban mezclando con el paso de los años. Finalmente, la zona quedaría bajo el dominio del principado serbio de Rascia tras las victorias de Stefan Nemanja contra el principado de Duklja (actual Montenegro) y de su sucesor, Stefan Prvovenčani, en 1216.



:: Era medieval

El principado de Rascia unificaría los diversos territorios habitados por los serbios al terminar el siglo XII. El territorio de Kosovo y Metohija se convirtió hacia el siglo XIII en el corazón del gobierno de la dinastía Nemanjić, que localizó la capital en Prizren. Además, se instaló en la región el centro espiritual de la Iglesia Ortodoxa Serbia, luego de que su Patriarcado se localizara en Peć y diversos monasterios hicieran lo mismo en la región de Metohija. Pristina era una de las principales urbes del país y un importante centro de comercio que controlaba todas las rutas en dirección a los puertos sobre el mar Adriático. La minería era una importante industria en Novo Brdo y Janjevo, llegando la primera a producir hacia 1450 más de 6 toneladas de plata al año.

El principado alcanzaría su máximo esplendor durante el reinado de Stefan Uroš IV Dušan Nemanjić con la formación del Imperio Serbio en 1346 y transformó la monarquía absolutista en un gobierno feudal, asignando las tierras que actualmente forman Kosovo a la familia de los Branković, sucesora de los House of Nemanjić. Hacia esos años, la composición étnica de la población kosovar aunque era mayoritariamente de origen serbio, existían importantes comunidades albanesas, griega y búlgara, además de mineros de origen sajón y comerciantes ragusanos.

A la muerte de Stefan Dušan, el imperio colapsó y se disolvió en diversos feudos. Los serbios, enfrascados en diversas riñas internas, estaban débiles e indefensos ante un ataque exterior, lo cual fue aprovechado por el Imperio otomano en plena expansión. Las tropas otomanas avanzaron rápidamente sobre los territorios bajo dominio eslavo hasta enfrentarse en la decisiva batalla de Kosovo en el llamado «Campo de Kosovo» (o Kosovo Polje), el 28 de junio de 1389. En el enfrentamiento murieron los líderes de ambos ejércitos, el príncipe serbio Lazar Hrebeljanović y el sultán Murad I, y pese a la inmensa superioridad numérica de los invasores, éstos lograron una victoria pírrica. La derrota en Kosovo se integró a la mitología nacional serbia, mientras los otomanos no lograron hacerse con la dominación sobre Serbia, que mantuvo su independencia. Sólo en 1455, el Imperio otomano lograría finalmente conquistar Kosovo y derrotar definitivamente a los serbios.

:: Dominación otomana. El vilayato de Kosovo entre 1875 y 1878

Tras la conquista otomana, el actual territorio kosovar pasó a formar parte de Rumelia, que correspondía a grandes rasgos al territorio abarcado por el Imperio en Europa. Diversas entidades administrativas, denominadas sanjak, se formaron en Kosovo a cargo de un sanjakbeyi. El principal cambio tras la invasión fue el proceso de islamización efectuado en la zona y que comenzó poco después de la llegada de los otomanos. Pese a que éstos tenían el dominio absoluto del territorio, fue un proceso lento y que tomó una cantidad considerable del tiempo, por lo menos de un siglo, y que se concentró al principio sobre las ciudades. Muchos habitantes cristianos adoptaron la nueva fe, principalmente por razones económicas y sociales debido a los considerables beneficios y derechos otorgados a los musulmanes. Esta conversión fue principalmente seguida por albaneses, que comenzaron a aumentar en número frente a los habitantes de origen eslavo. La vida religiosa cristiana siguió a pesar de las dificultades, pero tanto iglesias ortodoxas como católicas y sus fieles se enfrentaron a altos niveles de impuestos.

En 1689, Kosovo fue enormemente desestabilizada por la guerra entre los otomanos y el Sacro Imperio Romano Germánico bajo el dominio de la Casa de Habsburgo. En octubre de ese año, una pequeña fuerza austríaca al mando del margrave Ludwig von Baden logró avanzar hasta Kosovo, capturando Belgrado en el camino. Muchos serbios juraron lealtad a los austriacos, llegando algunos incluso a unirse al ejército de von Baden. Por su parte, los albaneses dieron su apoyo a los otomanos. Al verano siguiente, sin embargo, un contraataque otomano obligó a los austríacos a retirarse a la fortaleza en Niš, cercana a Belgrado, y finalmente a retroceder más allá del Danubio, volviendo a Hungría.

La ofensiva otomana fue acompañada por represalias salvajes y saqueos, principalmente contra los serbios, por lo cual muchos se vieron forzados a emigrar junto a las tropas austríacas. El patriarca ortodoxo serbio Arsenije III huyó junto a más de 30.000 eslavos según sus registros en el evento conocido como la Gran Migración (Velike seobе en serbio). Ante esta situación, Kosovo se convirtió en una región de predominio étnico albanés, aunque se mantuvieron minorías cristianas por muchos siglos.

Hacia fines del siglo XIX se dio el surgimiento de los sentimientos nacionalistas por parte de los albaneses, lo cual también repercutió en aquellos que vivían en el territorio kosovar. El gobierno realizó una reforma administrativa creando en 1864 la provincia o vilayato de Kosovo, abarcando territorios que incluyen hoy parte de Albania, de la República de Macedonia y de Montenegro. Sin embargo, estas reformas no fueron suficientes para aplacar los deseos de mayor autonomía. Así, el 10 de julio de 1878 se formó la Liga de Prizren en la ciudad kosovar de dicho nombre, donde cuatro vilayatos de etnia albanesa (incluyendo el de Kosovo) se aliaron para luchar por su autonomía y para defender el territorio de los reinos eslavos cercanos, que habían derrotado a los turcos en la reciente Guerra Ruso-Turca, aunque la Liga sería desintegrada en 1881 por fuerzas del sultanato.

El territorio vería su suerte confrontada por los resultados de la Primera y Segunda Guerra Balcánica. La derrota definitiva del Imperio otomano en la primera implicó el retiro definitivo de éstos sobre gran parte de los Balcanes, incluyendo Kosovo, y permitió la formación de Albania con el fin de formar una nación-estado para los habitantes de dicha etnia. Sin embargo, la victoria en dichas guerras fue aprovechada por Serbia para recuperar los antiguos territorios bajo su dominio, incluyendo Kosovo y el norte de Macedonia, dejando así a un tercio de la población albanesa fuera del nuevo país.

:: El Kosovo yugoslavo

Después de la Primera Guerra Balcánica de 1912, Kosovo fue internacionalmente reconocido como una parte del Reino de Serbia y Metohija se convirtió en parte del Reino de Montenegro según el Tratado de Londres, firmado el año siguiente. La integración de Kosovo a Serbia provocó un fuerte cambio demográfico: miles de familias albanesas se mudaron al nuevo Estado-nación fundado mientras las nuevas autoridades fomentaron un plan de colonización serbia y procedimientos de limpieza étnica, incluyendo masacres contra albaneses. El estallido de la Primera Guerra Mundial generaría una oportunidad para los albaneses de recuperar parte de su autonomía, aliándose algunos de sus líderes a las tropas de Austria-Hungría y del Reino de Bulgaria que forzaron el retiro de las tropas serbias entre 1914 y 1915; sin embargo, la participación de los ejércitos de la Triple Entente permitirían la derrota de los Imperios Centrales y la victoria serbia.

En 1918, con el fin de la Gran Guerra, Montenegro fue absorbido por Serbia y posteriormente este país se unificaría con los territorios formados tras la desintegración del Imperio austrohúngaro, naciendo así el Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, que adquiriría en 1929 el nombre de Reino de Yugoslavia. Kosovo fue dividido en diversas administraciones menores y la persecución de albaneses continuó, denegándole estatus de minoría al considerarlos “secesionistas”. Hacia 1922, grupos albanokosovares denunciaron genocidio ante la Sociedad de Naciones y la unificación del territorio con Albania, lo que fue denegado. En tanto, cientos de miles de albaneses huyeron del país e incluso el gobierno yugoslavo estableció conversaciones con Turquía para la deportación de 240.000 albanokosovares.

En el marco de la Segunda Guerra Mundial, los ejércitos de las Potencias del Eje invadieron Yugoslavia en 1941, desarticulándola en diversos territorios bajo su dominio. Gran parte de Kosovo fue entregada a la Gran Albania ocupada por la Italia fascista, el sur quedó bajo la administración del Reino de Bulgaria y el norte por la Serbia de Nedić. Durante la ocupación, los grupos armados albaneses locales (llamados Vulnetari) iniciaron una campaña para establecer un territorio kosovar homogéneamente étnico, para lo cual se realizaron redadas y deportaciones de eslavos, judíos y gitanos, lo que se incrementaría tras la capitulación italiana y la ocupación de Albania por parte de la Alemania Nazi en septiembre de 1943. Se estima que entre 10 mil y 30 mil serbios fueron asesinados y más de 100.000 huyeron de la zona.

A medida que las fuerzas del Eje eran doblegadas por las tropas de los Aliados, la resistencia albanesa a la ocupación aumentó y comenzaron a desplazar a las fuerzas alemanas. Sin embargo, el estatus de Kosovo fue motivo de enfrentamiento entre los nacionalistas y partisanos comunistas: mientras los primeros esperaban que una vez finalizado el conflicto, Kosovo permaneciera en Albania, los segundos esperaban que una vez liberada y rearticulada Yugoslavia, ésta cediera el territorio de forma pacífica. La victoria de los partisanos y el apoyo de éstos a las tropas yugoslavas de Josip Broz Tito finalmente decidió la permanencia de Kosovo en la recién formada República Democrática Federal de Yugoslavia en 1946.

En 1946, y como recompensa por el apoyo a la liberación yugoslava, el régimen de Tito creó una división política para Kosovo por primera vez desde el fin de la dominación otomana. En la nueva República Federal Popular de Yugoslavia, se formó el Área autónoma de Kosovo y Metohija perteneciente administrativamente a la República Socialista de Serbia, con ciertos grados de autonomía, y que en 1963 obtendría la calidad de provincia. En el marco de las políticas de Tito de “hermandad y unidad”, la autonomía hacia las diferentes etnias aumentaron durante los años 1970, reduciendo el poder de los serbios con el fin de evitar el secesionismo. Esto se concertaría en 1974 con la nueva constitución de la República Federal Socialista de Yugoslavia, que daría origen a la Provincia autónoma socialista de Kosovo. Con esta autonomía, las escuelas fueron capaces de aplicar un plan de estudios en idioma albanés, el gobierno local pasó a manos de la comunidad albanokosovar y uno de sus miembros integró el Concejo Federal del país con capacidad de veto, igualando su estatus a los representantes de la RS de Serbia, pese a aún permanecer administrativamente bajo su alero.

Compártelo
Nota. Debes estar registrado en estos servicios para poder anotar el contenido.


Es recordado por las sangrientas guerras que lo azotaron recientemente y particularmente por el genocidio ocurrido en 1994 con más de un millón de muerto

El Soccer City, llamado por motivos publicitarios FNB Stadium (First National Bank) y es la sede de partidos de la Copa Mundial de Fútbol de 2010

Los símbolos comunistas están reflejados en todo el país y son omnipresentes. En el centro de la ciudad , de todos modos, está completamente occidentalizada. La mezcla del antiguo régimen y las nuevas influencias occidentales están muy presentes en Minsk

Ghazni es famoso por sus minaretes construidos con una planta en forma de estrella. Datan de mediados del siglo XII y constituye el único elemento que se conserva de la mezquita de Bahramshah

Un informe del Servicio Geológico de Estados Unidos señala que en el Salar de Uyuni hay 5,5 millones de toneladas de litio

La ciudad, fundada en 1838 por los Voortrekkers, fue el asentamiento más antiguo de descendientes de europeos en el entonces Transvaal

La isla no es parte del Reino Unido, pero su representación internacional, defensa y buen gobierno son responsabilidad del gobierno de este país

Dañada durante la Guerra de Corea, el auge económico del país la ha convertido en la segunda metrópolis más grande de Asia continental

Se cuenta que fue en Aquisgrán donde se inventó el sándwich. Participaba John Montagu IV, conde de Sándwich, en las negociaciones de la Paz de Aquisgrán, en la delegación que representaba a la Emperatriz María Teresa

También disponían de derechos y privilegios referidos a la navegación y a la pesca. Esto dio lugar al desarrollo del transporte marítimo y, a su sombra, la realización de actos de piratería con patente de corso

LO ÚNICO CONSTANTE ES EL CAMBIO

La crisis como periodo de ruptura

Peatóm | 24·07·2010
06:00 horas

Quiebra de la cadena de valor. Las crisis generan shock disruptivos

DISTINTAS ALTERNATIVAS

¿Está justificada la sanidad pública?

Peatóm | 17·07·2010
06:00 horas

Estetoscopio

EL REBAÑO DE LOS POLÍTICOS

El gobierno global experimenta con España

Peatóm | 10·07·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Rebaño

LA CAÍDA DEL ÉXITO

¡El sistema educativo funciona!

Peatóm | 3·07·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

ENTRE OTRAS, LA DE MIKONOS

Grecia pone a la venta sus 6.000 islas

Peatóm | 26·06·2010
06:00 horas

Islas Griegas

AZNAR EN EL 'THE TIMES'

“Si Israel se cae, caemos todos”

Peatóm | 19·06·2010
Libertad Digital · 00:00 horas

Viñeta sobre el Arca de Noé

LOS DOS GRANDES ÉXITOS DE ZAPATERO

“La promoción del padel y la lucha contra el calentamiento global”

Peatóm | 12·06·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Júpiter y Tetis, de Jean Ingres (1811)

CIUDADANOS, LEGITIMIDAD Y ESTADO

La seguridad, el gran monopolio estatal

Peatóm | 5·06·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Seguridad. ¿En régimen de monopolio o de libre competencia?

TRIBUTOS PECHOS

Juan de Mariana y los impuestos

Peatóm | 29·05·2010
Instituto Juan de Mariana · 06:00 horas

Impuesto

PREMIO LIBERTAD

Solventando la deuda con Margaret Tatcher

Peatóm | 15·05·2010
06:00 horas

Margaret Tatcher. Premio Anual de la Libertad de la Fundación FAES (Primera Ministra británica entre 1979 y 1990)