ALREDEDOR DEL PLANETA
OCOTAL NUEVA SEGOVIA (NICARAGUA)
La ciudad de la riña política
Peatóm | 8·08·2009 | 06:00

Viajes. Viajar a Nicaragua y dentro de Nicaragua a Ocotal es, en estos momentos, un viaje de indudable interés antropológico. Puede constituir un auténtico master para graduarse en asuntos centroamericanos. El desplazamiento hasta Ocotal tiene sus riesgos por que es imperativo burlar los controles del Frente Sandinista. Aun así, nada es imposible, inténtelo e instálese en el Hotel Fronteras, el que frecuenta Manuel Zelaya, el depuesto presidente de Honduras, en tanto organiza una insurreción civil y militar en su país.

El presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, Enrique Zamora, anunció pérdidas financieras muy elevadas a causa del cierre de la frontera nicaragüense con Honduras

Zelaya es una persona non grata para buena parte de la sociedad nicaragüense que no quiere verse envuelta, ya tiene sus propios y abundantes problemas, en escaramuzas militares con sus vecinos hondureños. Mientras opositores y obispos nicaragüenses demandan al depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, abstenerse de llamar desde Nicaragua a la insurrección civil y militar en Honduras, los exportadores locales se lamentan de la situación que está creando la presencia de Manuel Zelaya en la frontera, que afecta al tráfico comercial entre los dos países con graves perjuicios económicos.

:: Zelayistas descalzos y hambrientos

Las fuerzas de oposición al gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, reaccionaron por las declaraciones brindadas por Zelaya desde su base de resistencia en la ciudad de Ocotal, 226 kilómetros al noreste de Managua, que pueden provocar un conflicto entre ambos países.


Parque Central de Ocotal Nueva Segovia

“Mel”, como le llaman al mandatario hondureño, pernocta en Ocotal desde hace varias semanas y se le ha visto hospedarse en el hotel Fronteras, el mejor de esta localidad norteña, mientras que sus seguidores hondureños son alojados en albergues y organizados en “Milicias Populares de Resistencia” contra el golpe de Estado.

Zelaya en los últimos días se ha visto obligado a despedir a sus compatriotas que cruzaron veredas montañosas y puntos ciegos de la frontera de Honduras para respaldarlo, debido a que ya no tienen dinero ni comida. Los zelayistas se han visto en Ocotal descalzos, con ropas sucias y sin alimentos, además de ser víctimas de enfermedades como la diarrea y la malaria.

Las fiestas en Ocotal, Nueva Segovia, son el 15 de septiembre

Ante esta situación, el gobierno de Nicaragua solicitó a la Organización de Naciones Unidas (ONU) proteger por razones humanitarias a los seguidores de “Mel” instalados en los albergues de Ocotal. Por su parte, el ex candidato presidencial en las elecciones nicaragüenses de 2006 por la alianza Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Eduardo Montealegre, viajó a Honduras, donde el presidente designado por el Congreso hondureño Roberto Michelleti para cambiar impresiones sobre el estado de la crisis y su posible evolución.

Gestión duramente criticada por el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) al reunirse con un gobierno ilegal no reconocido por Nicaragua. Montealegre, presidente del Movimiento ‘Vamos con Eduardo’ (MVE, liberal), declaró a su regreso de Honduras que en ese país hubo una “sucesión constitucional” del presidente, motivada por las violaciones de Zelaya a las leyes de su país.


Autobús de Ocotal

:: La oposición nicaragüense no quiere a Zelaya

El líder opositor nicaragüense no se pronuncia sobre la legitimidad de Micheletti, sin embargo critica al secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Insulza, por defender al “club” de presidentes de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), encabezado por Venezuela. Montealegre señaló que el conflicto de Honduras deben resolverlo los hondureños a través del diálogo, y no los presidentes Ortega, y Hugo Chávez, de Venezuela, desde sus países, generando una tensió en Centroamérica que no necesitamos.

Entre tanto, la Bancada Democrática Nicaragüenses (BDN, derecha) no puede entrar en Ocotal para entregarle una carta a Zelaya. El control de accesos a Ocatal establecido por los Concejos de Poder Ciudadano (CPC) del FSLN, han impedido dicha entrega. El contenido de la carta ha sido divulgado, empero, por la diputada María Sequeira, del MVE, que exige a Zelaya que desista de convocar desde Nicaragua a la onsurreción en Honduras y que haga su reclamo desde algún país no fronterizo.

La oposición, asimismo, a pedido a Ortega explicar estatuto legal de Zelaya en el país (emigrante, exiliado, en tránsito…), por considerar que éste pone en zozobra la zona fronteriza norte del país y acusa a los CPC de impedir a los diputados la libre circulación en propio país.

El canciller (Ministro de Asuntos Exteriores) nicaragüense, Samuel Santos, salió al paso de las acusaciones, anunciando que Zelaya esta en el país invitado por Ortega, quien hasta la fecha no se le ha visto acompañando a Zelaya, después de respaldarlo tras el golpe de Estado.


Catedral de Ocotal Nueva Segovia

Los opositores, lógicamente, acusan a Ortega y a Zelaya de promover actos de violencia desde territorio nacional. Los opositores que viajaron a Honduras pretenden formar en la Asamblea Nacional (parlamento) de Nicaragua una comisión especial para ir a Ocotal a evaluar sobre el terreno la situación de tensión en suelo nicaragüense, originada por la presencia de Zelaya y sus seguidores, desafiando a los Concejos de Poder Ciudadano monitorizados por el Frente Sandinista.

El primer vicepresidente de la Asamblea, Wilfredo Navarro, anunció que promoverá en la Asamblea Nacional la expulsión de Zelaya, debido a que Ortega parece estar usándolo para provocar una guerra con Honduras. Por su parte, el secretario general de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), monseñor René Sándigo, solicitó a Zelaya no usar el territorio nicaragüense como un “corral de vaquero”, al señalar que su presencia en la zona norte puede perjudicar la estabilidad del país.

:: Crisis económica en la zona

Los sectores exportador y turístico están siendo duramente afectados por la tensión reinante en los límites fronterizos entre Nicaragua y Honduras. El presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, Enrique Zamora, anunció pérdidas financieras muy elevadas a causa del cierre de la frontera nicaragüense con Honduras.

Los exportadores nicaragüenses usan tradicionalmente el puerto Cortés, en el Atlántico hondureño, como salida comercial de sus productos. Según cálculos de Zamora, el país deja de percibir cada día de dos a tres millones de dólares por concepto de exportación, a consecuencia del bloqueo en el mercado hondureño.

El presidente del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), Mario Salinas, expresó su preocupación ante la ausencia de turistas procedentes de Guatemala y El Salvador, incluso hondureños, debido al cierre de las fronteras. Según Salinas, en agosto, Nicaragua puede dejar de recibir a turistas salvadoreños cuando comience la temporada de vacaciones, en caso de no resolverse la crisis política en Honduras.

El Intur informó que en 2008 Nicaragua recibió a 857.000 turistas, de los cuales 535.000 fueron centroamericanos, unos 100.000 provenientes de El Salvador, tercer emisor de turistas a Nicaragua.


URL Peatom: http://www.peatom.info

URL de este artículo: http://www.peatom.info/3y3/viajes/120637/la-ciudad-de-la-rina-politica/