ALREDEDOR DEL PLANETA
CIUDAD MONUMENTAL
Trujillo. Ciudad construida sobre un batolito de granito
Peatóm | 26·09·2009 | 06:00

Viaje conmovedor. Si llegases a Trujillo, por donde entrares, hallarás una legua de berrocales; las verrugas de sus granitos generan formas increíbles y es la cantería madre de todas las formas arquitectónicas que engrandecen la machorra del Cabeza de Zorro, a cuyos pies, en la solana, late una vieja ciudad conservadora de fuertes esperiencias. A pesar del inexorable paso del tiempo sus calles conservan el sabor de la historia en sus fachadas, de belleza ruda y pétrea.

A pesar del inexorable paso del tiempo sus calles conservan el sabor de la historia en sus fachadas, de belleza ruda y pétrea

Estas callejuelas intrincadas esconden la mayor concentración de iglesias, palacios y casonas por metro cuadrado imaginable y en el centro de todo este conjunto la Plaza Mayor destaca sobre todas las plazas del mundo, por su majestuosidad y riqueza arquitectónica, por su viejo espíritu. En la cima de un batolito de 5 kilómetros de diámetro Trujillo ha surtido de materia prima las extravagancias de famosos arquitectos como el divino Francisco Becerra arquitecto de la conquista Americana, nobles y aventureros, reyes y obispos para todos los gustos y épocas.

Grandes familias y cohesionados gremios de artesanos y guerreros hicieron de este enclave uno de los mas importantes y ricos en distintas épocas. Trujillo fue una auténtica fábrica de conquistadores que con más o menos fortuna volvieron a su tierra con nuevos cielos en la retina. Para adentrarse en este rico universo de historias y leyendas nada mejor que una buena visita guiada por la zona monumental.





Trujillo es un importante centro turístico de la comunidad de Extremadura. Fue la ciudad de nacimiento de Francisco Pizarro, conquistador del Perú, cuya escultura ecuestre se levanta en la Plaza Mayor, y también de Francisco de Orellana. Se conservan restos prehistóricos y prerromanos. En tiempos de los romanos fue conocida como Turgalium y llegó a ser una prefectura estipendiaria de la capital lusitana, Emerita Augusta. Posteriormente fue poblada por pueblos bárbaros (principalmente visigodos) aunque el predominio de la población seguiría siendo hispanorromana. Más tarde llegaron los musulmanes, pasando a ser una de las principales poblaciones de la región de influencia, gobernada desde Badajoz (que llegó incluso a formar uno de los reinos de taifas). Después de cinco siglos de ocupación de éstos últimos, y tras varias incursiones cristianas en distintos momentos, en 1186 fue recuperada por Alfonso VIII de Castilla.

Posteriormente (no tardó mucho) volvió a estar bajo la dominación islámica, esta vez de los Almohades. Un ejército formado por fuerzas de las Órdenes Militares y del obispo de Plasencia puso sitio a la ciudad de Trujillo. La ciudad para ser reconquistada definitivamente por los cristianos el 25 de enero de 1232, en tiempos del rey Fernando III. El rey Juan II de Castilla le concedió el título de ciudad en 1430. Tuvo importancia su barrio judío ubicado fuera de los potentes muros medievales. Trujillo, con el crecimiento de la población, poco a poco se fue extendiendo fuera del recinto amurallado.

:: Monumentos

Trujillo posee un rico patrimonio. El Castillo (alcazaba), la iglesias parroquieles católicas de Santiago, la iglesia de Santa María la Mayor, la iglesia de San Francisco, la Iglesia de San Martín,la Plaza Mayor, el palacio de los Marqueses de la Conquista, el palacio de los Orellana-Pizarro, el palacio de los Duques de San Carlos, el del Marquesado de Piedras Albas, la casa fuerte de los Altamirano, el palacio de Chaves (Luis de Chaves el Viejo), el recinto amurallado. Y cuenta con varios museos: Museo de la Coria (fundación Javier de Salas), la Casa-museo de Pizarro, Museo del Traje de Enríque Elías y Museo del Queso y del Vino.


URL Peatom: http://www.peatom.info

URL de este artículo: http://www.peatom.info/3y3/viajes/121532/trujillo-ciudad-construida-sobre-un-batolito-de-granito/