NOTICIAS DE LA COMUNIDAD
LA FUSIÓN ENTRA EN LA FASE IMPÚDICA
Caja Burgos rechaza el acuerdo de fusión
Peatóm | 10·11·2009 | 00:00

Nuevos datos. Caja España y Caja Duero han convocado para mañana a las 18.00 horas sus Consejos de Administración para decidir si inician un proceso de fusión, según informaron fuentes financieras, quienes precisaron que de este modo se cumple el plazo dado por el Banco de España para que estas entidades tomaran la iniciativa de integración.

El acuerdo de fusión no pasa de pastiche, pasteleo, enredo y galimatías. Nos podemos temer, con poco riesgo en la especulación, lo peor

La convocatoria de los Consejos de Administración se produce después de varios meses de negociación entre los presidentes de Caja España, Caja Duero y Caja de Burgos, Santos Llamas, Julio Fermoso y José María Arribas, respectivamente, que avanzaron hacia una fusión de las entidades y que, de este modo, añadía la parte política al documento técnico elaborado por KPGM.

:: Yo me lo guiso yo me lo como

Los rumores insisten en que los actuales ejecutivos de las cajas se reparten los cargos. Asunto que es del agrado de la Junta de Castilla y León pero que no coincide, exactamente, con las indicaciones del Banco de España, que apuesta por una renovación más profunda con capacidad para reestructurar y levantar alfombras. No es el caso. Los que eran seguirán siendo según todos los rumores. Seguirán siendo en el caso de que logren culminar la fusión, en estado, todavía, de hipótesis. La nueva Caja estaba previsto que se denominara Caja España-Duero-Burgos, actuando con el nombre comercial de Caja España, que sin embrago, es de sobra conocido que no existe como marca comercial y de imposible legalidad, con Igancio Lagartos, actual Director General de Caja España, en funciones de presidente.

En los últimos días, los presidentes han manejado un acuerdo que establece un reparto de sedes, de tal manera que la Presidencia, Secretaría General, sede social y división informática de la futura caja estarían en León; la Dirección General y sus adjuntos y la sede central en Salamanca, y la sede de la corporación industrial, así como los servicios jurídicos y tesorería, en Burgos. Del mismo modo, el texto manejaba un organigrama con un presidente, cuyo nombre no se había avanzado (los rumores insisten en que podría ser Lagartos, un director general, que recaería en Lucas Hernández, que actualmente lleva la Dirección Ejecutiva de Caja Duero y dos directores generales adjuntos, que serían Javier Ajenjo y Roberto Rey, de Caja España y Caja Burgos, respectivamente. No obstante, en las últimas horas el presidente de Caja Burgos, José María Arribas, se ha desmarcado de este reparto y ha reunido, en una sesión informal, a los miembros del Consejo de Administración para informarles de la situación.

Caja Burgos se retira porque quiere trozo. ¿Qué trozo y quién lo quiere en realidad? La estrategia en todo caso, de presión de última hora, es la que más dividendos le puede proporcionar a Caja Burgos y su rumboso presidente que manda más que el mismo más. Estamos ante una fusión apestada y trufada de los mismos vicios que ocasionaron el declive de todas ellas. Nos enfrentamos a una nueva Caja, la resultante, de tan incierto futuro como las actuales y desde luego, con cero indicios de que sabrá interpretar la nueva situación del mercado y las nuevas formas del negocio financiero.

El acuerdo de fusión no pasa de pastiche, pasteleo, enredo y galimatías. Nos podemos temer, con poco riesgo en la especulación, lo peor.


URL Peatom: http://www.peatom.info

URL de este artículo: http://www.peatom.info/castilla-y-leon/122322/caja-burgos-rechaza-el-acuerdo-de-fusion/