OPINIÓN
El estrés del pueblo español
Antonio Yuste | 26·07·2010 | 00:00

Se dice que un pueblo aguanta carros y carretas y, que, a la postre, es invencible. Todo lo resiste y a todo, con el tiempo, logra sobreponerse. Un pueblo tiene sabiduría y también, resistencia genética. La maldad y la historia, por el contrario, están huérfanos de la energía de la naturaleza. La banca española ha realizado sus test de estrés con la bendición de expertos en sostenella y no enmendalla y ninguna respuesta que arroje alguna luz sobre su estado de postración y las razones profundas que la han conducido al borde del abismo. La banca, ha quedado demostrado, se comporta como si estuviera por encima del examen de conciencia, del acto de contrición, del cambio de rumbo y la asunción de responsabilidades. Lo suyo, a capón, es una pose, y hasta la fecha le está sirviendo para que nadie hurgue o relacione su decrépita curva de negocio con nombres propios (los de sus máximos responsables). La estrategia, de momento, les ha funcionado. No está impidiendo, en modo alguno, sin embargo, que el sector esté a merced de la galerna de una terrible reestructuración.

Los test-estrés de esfuerzo miden algunos parámetros y se olvidan de las razones principales. Miden la resistencia de las entidades financieras a los impagos por quiebra de deuda soberana y poco más. Y se olvidan de sus problemas más agudos y profundos, la morosidad, la realmente existente, la depreciación de sus activos crediticios y la falta de facturación por cambio dramático del modelo de negocio. Nada dicen los test-estrés de la distancia que separa a cada una de ellas de la quiebra objetiva. Y lo dicho es de aplicación para las entidades españolas y europeas. Importa y mucho que la estructura económica y financiera no se derrumbe como un castillo de naipes, será inevitable, en todo caso, la destrucción creativa de la mayor parte de entidades financieras por falta de utilidad social y poco importa la marabunta de fusiones y absorciones a las que estamos asistiendo. Aquí, queridos amigos, el único estrés que importa es el del pueblo español, por cierto, de mucho tenor. Lo único verdadero, después de conocer los resultados de los test-estrés, es que sin la ayuda del contribuyente (FROB), las Cajas, el 90% de ellas, estarían hace tiempo quebradas. Ayudas que no reciben otro tipo de empresas y sectores.


URL Peatom: http://www.peatom.info

URL de este artículo: http://www.peatom.info/el-peso-de-la-luz/126509/el-estres-del-pueblo-espanol/