ACTUALIDAD, CONTEXTO, ANÁLISIS
COPENHAGUE Y EL FIN DEL MUNDO
¿Cambio climático o juerga financiera?
Peatóm | 18·12·2009 | 00:00

Calentología. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó hoy ante el plenario de la Cumbre del Clima de Copenhague, en la que participa junto a más de 120 jefes de Estado y de Gobierno, que ni Estados Unidos ni China pueden fallar “en esta cita histórica” ni “pueden eludir su responsabilidad ante el mundo”. “Necesitamos un acuerdo aquí y ahora”, recalcó al tiempo que instó a las naciones a pesar de las eras energéticas del carbón y del petróleo a otra basada en el ahorro y la eficiencia, las energías renovables, el esfuerzo tecnológico y la democratización de la capacidad de producir energía. “La Tierra no pertenece a nadie. Sólo al viento”, dijo en un discurso en español en el que España aportará 375 millones de euros al fondo de financiación a corto plazo para los países pobres y recordó que la UE está dispuesta a llegar hasta un 30 por ciento de reducción de emisiones en 2020.

¤ GRADOS POLÍTICOS

Los políticos dicen que bajando la emisiones de CO² se puede bajar la temperatura media del planeta en 2º Celsius. Es una pena que la comunidad científica no crea nada de lo que dicen. Y es una pena que no se pueda establecer una relación de causa efecto en dichos propósitos. Lo quieren conseguir creando un mercado de futuros para comprar y vender CO². Esto es, subiendo el precio de la energía hasta valores inalcanzables para la mayoría de la población mundial. ¡Hip, hip, hurra! Y para abrir boca quieren crear, asimismo, un fondo de 100.000 millones de dólares, que administraría la ONU. Emitir menos CO² y polucionar menos el aire, el agua y el suelo, pasa, de todos modos, por el cambio tecnológico —tecnologías reales, funcionando, operativas, listas para desplegar y hasta la fecha inexistentes— y el cambio de formas de vida, asuntos que no se consiguen por decreto, ni creando fondos financieros, cielos, que terminarán, en gran medida, ya lo sabemos, en paraisos fiscales y a la postre, enterrados en los fortines de los Alpes, custodiados por suizos. Ha dicho Zapatero en Copenhague que la lucha contra el Cambio Climático empieza por democratizar la capacidad de producir energía. Chapó. ¿Dónde hay que firmar? ¿Por qué no empieza a probar sus recetas en España? El Planeta Tierra sufre de polución, también política.

:: Los daneses retiran los textos

Las negociaciones en la Cumbre del Clima se han retomado tras la renuncia de Dinamarca a presentar textos. Así, el primer ministro danés, Lokke Rasmussen, dijo hoy que los negociadores de 193 países reunidos en la Conferencia deberían considerar los textos presentados por la ONU en la reunión del miércoles y esbozar los posibles elementos de un acuerdo para combatir el calentamiento global. El secretario de cambio climático de Naciones Unidas, Yvo de Boer, señaló que el proceso hacia un acuerdo contra el cambio climático se estaba moviendo nuevamente después de la paralización que sufrió ayer miércoles. “Ningún otro texto será utilizado”, dijo Rasmussen. Las naciones en desarrollo se habían opuesto a la posibilidad de que se consideraran otros textos presentados por Dinamarca puesto que favorecerían, de nuevo, a los países industrializados.

“La conferencia está ahora en una coyuntura crítica y nosotros hemos acordado ya cómo proceder”, añadió Rasmussen. “Ahora nos queda confiar en la buena voluntad de todas las partes para dar ese paso extra para alcanzar el acuerdo que todos esperamos”, apostilló. Por su parte, Yvo de Boer insistió en que el acuerdo ha realizado progresos en lo que comparó con un largo tranvía que está subiendo una montaña. “Agarrénse fuerte y tengan cuidado con las puertas, el tranvía se está moviendo otra vez”, puntualizó.

:: La euforia de Rasmussen y el excepticismo chino

Los representantes chinos en la cumbre sobre cambio climático que se celebra desde la semana pasada en Copenhague ya han expresado a los otros países implicados que no existen prácticamente posibilidades de lograr un acuerdo vinculante antes de que concluya el foro, esta semana, según afirmó uno de los participantes por parte de China en las reuniones. Por este motivo, la propuesta china pasa por elaborar “una breve declaración política”, aunque la fuente no detalló en qué consistiría el texto.

Pese a la presencia de decenas de jefes de Estado y de Gobierno, las conversaciones amenazan con terminar sin frutos. De hecho, algunos de los ministros y líderes presentes ya comienzan a reconocer abiertamente las posibilidades de que las dos semanas de debates se cierren de vacío.

:: Merkel, pesimista

La canciller alemana, Angela Merkel, admitió este jueves que los compromisos anunciados por los países industrializados en la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático de Copenhague son insuficientes y que las propuestas de Estados Unidos son poco ambiciosas. Durante una intervención ante el Parlamento antes de partir hacia la capital danesa para participar en la Conferencia, Merkel afirmó que las noticias que llegan de Copenhague “no son buenas”. “De momento no parece que se vea un proceso de negociación razonable, pero tengo la esperanza de que la presencia de alrededor de cien dirigentes sirva para dar el impulso necesario”, prosiguió. Según la canciller, no será posible alcanzar un acuerdo si no se incluye en él a las naciones en vías de desarrollo, en especial China e India.

“Debo decir, muy honestamente, que la propuesta de Estados Unidos de reducir las emisiones de CO2 en un cuatro por ciento respecto a los niveles de 1990 es poco ambiciosa”, manifestó Merkel, cuyo país es el sexto emisor del mundo de gases con efecto invernadero pero también un líder en el desarrollo de energías renovables. “Todos los informes científicos han dejado claro que si no podemos limitar el calentamiento global a dos grados, los costes irán mucho más allá que un mero cambio en nuestro estilo de vida”, prosiguió. “Por tanto, necesitamos ante todo un compromiso de todos los países para alcanzar el objetivo de los dos grados, lo cual implica limitar el calentamiento global a un máximo de dos grados Celsius en comparación con los niveles del periodo preindustrial”.

“Si no somos capaces de conseguirlo, la cumbre de Copenhague será un fracaso. En estos momentos, no estoy segura de que podamos alcanzarlo, pero yo haré todo lo que pueda, junto con mi ministro de Medio Ambiente, para garantizarlo”, aseguró Merkel ante los parlamentarios alemanes.


URL Peatom: http://www.peatom.info

URL de este artículo: http://www.peatom.info/escaner/123006/%c2%bfcambio-climatico-o-juerga-financiera/