ACTUALIDAD, CONTEXTO, ANÁLISIS
PACTO DE ESTADO EN ESPAÑA
La Unión Europea aprieta las clavijas a Grecia
Antonio Yuste | 12·02·2010 | 00:00

Análisis. Habrá rescate de Grecia y habrá intervención de las cuentas públicas con un programa de austeridad de grueso calibre.  Tocar tomar decisiones. La realidad no resiste tanta galbana.Grecia será el ejemplo a seguir, servirá de modelo y guía para el resto de países. España, Portugal, Italia y como no, también Alemania y Francia, adoptarán el modelo griego, si fuera necesario, como terapia de referencia para los 27. España tendrá que adoptar, punto por punto, el plan de austeridad que, finalmente, se adopte en Grecia. Y si las poblaciones, las fuerzas sociales, se resisten a su aplicación lo que estará en peligro, en ese instante, es la supervivencia de la Unión Monetaria Europea. Es decir, la continuidad del euro como un todo.

SIN RUMBO

Los dos timoneles de la Unión Europea, Nicolás Sarkozy y Ángela Merkel, esconden todas sus bazas. Es una evidencia que han tomado el control del timón de la eurozona. Es una evidencia, igualmente, que se desonoce el rumbo elegio y todos barruntan, temen, que no exista, en realidad, rumbo alguno o carta de navegación mínimamente fiable. Así están las cosas. El no comunicado de la Cumbre Extraordinaria de la Unión, arroja más incertidumbre de la que exisitía en las horas previas.

La crisis griega por preceder a la española será de utilidad inmensa para España y los españoles. Los griegos nos eximen de reflexión alguna y nos trazan el camino a seguir, para alivio de nuestros expertos y de la población en general, indicándonos el número de agujeros a recorrer en el cinturón.

Sin la presencia de Zapatero, presidente de turno de la Unión —impidiendo que su imagen deteriora la credibilidad de cualquier posible acuerdo— Nicolás Sarkozy, Ángela Merkel, Trichet (Presidente del Banco Central), Barroso (Jefe de Gobierno de la UE), Papadoulos (Primer Ministro Griego) y Van Rompuy (Presidente del Consejo de la UE) acordaron un plan de ayuda y austeridad que no ha trascendido para no perjudicar ni al ayudado ni al que ayuda. Es un Plan que se ha trasladado al resto de miembros del Consejo de la Unión Europea, a los 27, reunidos en una cumbre extraordinaria, para abordar el problema del déficit público, los planes del saneamiento y cómo enfrentarse a la crisis de credibilidad de la eurozona.

Oficialmente, Grecia no ha pedido ayuda y extraoficialmente, la Unión Europea ha realizado el gesto de que quiere ayudar a Grecia, con formato de ayuda bilateral por parte de Alemania. Es todo lo que ha trascendido. La naturaleza y características de acuerdo, no han trascendido. Grecia tiene que testimoniar con hechos que está dispuesta a aplicar un Plan de Austeridad creíble y en ese caso y solo si se cumple dicha caución, impuesta por Alemania, Alemania cumpliría con su parte del compromiso. Los participantes han querido evitar distorsiones innecesarias y peligrosas en los mercados, la devaluación de la deuda Alemana y la sobrevaloración del Griega, ambas, artificialmente.

El comunicado leído por Van Rompuy, al finalizar la reunión extraordinaria del Consejo de Europa, ha sido breve, conciso y también, a su vez, inquietante: «Los Estados miembros de la eurozona adoptarán medidas contundentes y coordinadas si es necesario para salvaguardar la estabilidad financiera en la eurozona en su conjunto. Añadiendo ”el Gobierno griego no ha pedido ningún apoyo financiero». ¿Qué medidas y qué contundencia?

:: El poder disuasorio de la fuerza

¿Puede la Unión Europea utilizar la fuerza para imponer los planes de austeridad, fuerza que incluye la acción militar, incluso contra la voluntad de sus poblaciones? No es una pregunta baladí u oportunista. Es el quid de la cuestión. ¿Qué papel puede jugar la OTAN? Estatutariamente ninguno. ¿Existe algún otro dispositivo de seguridad en la Unión Europea? No existe. ¿Puede ser creado, de urgencia, al amparo del Pacto de Lisboa? En efecto. ¿Será creado? Dependerá de la profundidad que alcance la crisis del Sistema Monetario Europeo y el modo en que afecta a la balanza de pagos de los distintos países miembros. ¿Existen otras alternativas? Existen y se la contamos.

:: La opción de la doble moneda (peseta y euro)

La propuesta es en realidad un desacoplamiento suave sin poner en peligro la Eurozona y sin subvertir el Pacto de Estabilidad. Puede convertirse, de hecho, en una fórmula general para ir desacoplando las distintas economías, reservando el euro, como moneda internacional de pago de los miembros del Club (Eurozona)

La reinserción de las viejas monedas nacionales en los países con muchas dificultades, que circularían en paralelo con el euro, con una situación, de facto, de doble moneda, es la tesis más extendida entre los especialistas y la menos traumática. La peseta, por ejemplo, como moneda de pago dentro de nuestras fronteras, y el euro como divisa de pago más allá de las fronteras. La fórmula de la doble moneda, es la fórmula que en principio, menos efectos traumáticos genera en el conjunto de la eurozona puesto que permite a la segunda moneda absorber el diferencial entre nuestra actividad económica y productiva y un euro sobreevaluado que se corresponde con economías más pujantes.

La propuesta es en realidad un desacoplamiento suave sin poner en peligro la Eurozona y sin subvertir el Pacto de Estabilidad. Puede convertirse, de hecho, en una fórmula general para ir desacoplando las distintas economías, reservando el euro, como moneda internacional de pago de los miembros del Club (Eurozona). En la práctica es un retorno al ECU (Unidad de Cuenta Europea), que en esto caso se llamaría euro y que sería una moneda de curso legal, dentro de los países miembros. ¿La doble moneda es la carta que se reserva Van Rompuy cuando habla de medidas contundentes y coordinadas? Lo único cierto es que la doble moneda reintroduce el instrumento de la política monetaria para manejar la crisis dentro de cada país.

:: Pacto de Estado en España

¿Un hipotético Pacto de Estado en España que cosas debiera incluir? Necesariamente dos. La primera, acordar las medidas imprescindibles para reducir el déficit, el endeudamiento generalizado de España, el aumento de su productividad y el saneamiento y sacrificio de nuestro sistema financiero. Y la segunda, la preparación de la opción alternativa en el supuesto de que la Eurozona colapse. La hipótesis de que sea incapaz de reaccionar con coordinación y contundencia es una posibilidad no descartable. Y que la susodicha contundencia consista en un disparate es otra variable que debe ser contemplada.


URL Peatom: http://www.peatom.info

URL de este artículo: http://www.peatom.info/escaner/123921/la-union-europea-aprieta-las-clavijas-a-grecia/