*En California no tiran su basura a la papelera, la convierten en programas de televisión.
(Woody Allen)

 

Kosovo. Kósovo (Campo de mirlos) Kosova o Kosovë en albanés, ...

Viajes

Por Ángel Martín Oro. Los economistas austriacos, entre otros, ...

Lo+Tres

Nuevo Museo del Ejército. Un total de 952 personas, entre toledanos, ...

Arte

Nuevo trabajo. Ya podemos escuchar "Sonrisa", la carta de ...

Música

Escáner: ACTUALIDAD, CONTEXTO, ANÁLISIS

EUROPA GIRA A LA DERECHA

Los socialistas se hunden en Hungría

Peatóm | 13·04·2010 | 00:00 |
|

Viktor Orban. Líder del Fidesz (Alianza de Jóvenes Demócratas), vencedor de las elecciones húngaras

Resultados electorales. Al haber finalizado el recuento de votos, el Comité de Elecciones húngaro certificó ayer, domingo 11 de abril, la derrota del Partido Socialista Húngaro (MSZP), liderado por el primer ministro Gordon Bajnai. La Alianza de Jóvenes Demócratas (Fidesz) del ex primer ministro húngaro Viktor Orban se aseguró 206 de las 386 bancadas en el Parlamento. Los socialistas sólo ocuparán 28 escaños, mientras el partido liberal verde LMP obstuvo cuatro. Las 26 bancadas obtenidas por el partido de extrema derecha Jobbik permitirán su ingreso al Parlamento.

Una segunda vuelta está planeada para el 25 de abril. En ella se decidirá si Fidesz ha obtenido los dos tercios necesarios para la mayoría requerida para llevar a cabo reformas sin el apoyo de la oposición. El líder de Fidesz, Viktor Orban, manifestó el domingo 11 de abril que “los húngaros votaron por Hungría y por el futuro de Hungría. Hoy, los ciudadanos húngaros derrotaron la desesperanza”, expresó el ex primer ministro. Durante su campaña, Orban prometió reducciones impositivas, así como la creación de un millón de puestos de trabajo en los próximos 10 años, además de medidas de impulso a la debilitada economía húngara. La popularidad de los socialistas se vio seriamente dañada por sus medidas de austeridad, así como por la alta tasa de desempleo durante su gobierno, que llegó a más del 11 por ciento.

:: Apoyo a los partidos populares

El fracaso espectacular de las estrategias multiculturales y el hartazgo y pánico que inspiran en los electores los escarceos de lo políticamente correcto con los límites, difuminando la línea entre política y terrorismo, entre tolerancia y rendición, entre permisividad y abyección, entre Estado del Bienestar y del Malestar, está creando gigantescas bolsas de descontento

A medida que la Unión Europea sigue creciendo y expandiendo su zona libre de visado hacia Islandia y la frontera con Ucrania, muchos ciudadanos se sienten cada vez más europeos. Pero no todos apoyan la anulación de barreras entre las naciones. En meses pasados, partidos de derecha y hasta de extrema derecha se han embolsado gran cantidad de votos a lo largo del continente europeo.

En Hungría, el partido Jobbik obtuvo más del 16 por ciento de los votos, y su acceso por primera vez al parlamento húngaro. Jobbik capitalizó en votos los sentimientos nacionalistas y el regreso del antisemitismo y de los movimientos antigitanos en un país duramente golpeado por la recesión. Lo mismo sucedió en Francia con el Frente Nacional, en Italia con la xenófoba Liga del Norte y en Holanda con el Partido por la Libertad, que consiguió enorme cantidad de votos en las recientes elecciones parlamentarias. “Ofrecen respuestas simples a problemas complejos: la situación económica, el desempleo o la inseguridad”, opinan los analistas, en sus reflexiones igual de simplonas. “Lo que quieren, sobre todo, es deshacerse, deportar o ‘mandar a casa’ a los extranjeros y a “los otros”.

:: Problemas en el Parlamento

Dado que los partidos de derecha se definen a sí mismo a través de su alejamiento de todo lo que es ‘extraño’, les resulta difícil reunir adeptos más allá de las fronteras de sus países, lo que se refleja también en la Unión Europea. “Los populistas y la extrema derecha se oponen a toda institución política supranacional, como lo es la Unión Europea. Quieren una Europa hecha de países nacionalistas, y quieren mantener la identidad de su propio país”, subrayan los analistas al uso. Y añaden, los partidos de extrema derecha siguen siendo partidos de protesta, incapaces de formar alianzas.

:: Nacionalismo francés

Sin embargo, el hecho de que no formen coaliciones no significa que los partidos de extrema derecha no tengan influencia. A menudo, los partidos nacionalistas ejercen presión sobre los partidos conservadores de centro derecha, que temen perder su intención de voto. Eso es lo que se pudo observar, por ejemplo, en las elecciones regionales en Francia el pasado mes de febrero. El Frente Nacional, liderado por Jean-Marie le Pen, de 81 años, abogó por enviar de regreso a los inmigrantes africanos a su continente, ganando así votos a expensas del presidente francés Nicolas Sarkozy, del partido conservador UMP.

En las elecciones regionales, los conservadores pudieron demostrarle a Sarkozy que no están de acuerdo con su política y muchos de aquellos que estaban desilusionados con la política de Sarkozy volvieron a votar por el Frente Nacional.

:: Italia: inmunidad ante el escándalo

Mientras muchos de los pequeños partidos de extrema derecha no establecidos a menudo desaparecen rápidamente de escena, los partidos populistas de derecha moderados tienden a sobrevivir. La victoria de Silvio Berlusconi en las elecciones regionales italianas sorprendió a muchos que no pensaban que fuera posible, debido a los numerosos escándalos en los que se vio envuelto Berlusconi, entre los que se cuenta nada menos que un juicio por corrupción.

Pero Berlusconi supo permanecer en el poder, principalmente, por haber formado hábilmente una coalición con otros populistas de derecha, continuan los expertos. “Los ganadores no son sus opositores, sino sus aliados, como, por ejemplo, los de la Liga Norte. “Por otro lado, los problemas de Berlusconi con la ley no son nada nuevo, alguien que le haya perdonado lo que hizo en los últimos quince años no se desilusionará por las acusaciones más recientes”.

:: Holanda: un caso especial

El líder del Partido para la Libertad de Países Bajos, Geert Wilders, arrasó con los votos en los últimos comicios municipales de marzo pasado. Wilders se distanció de los programas tradicionales de extrema derecha, así como del antisemitismo. Se presentó como un defensor de la democracia, al tiempo que criticaba severamente la expansión del islamismo en Europa. Tildó al Corán de ‘libro fascista’, argumentando que “no existe algo así como un islamismo moderado”.

Los expertos al uso, siguen insistiendo en las similitudes entre el partido de Geert Wilders y otros movimientos que no eluden el contacto con la extrema derecha en el espectro político: “El desarrollo que se produce en Holanda está claramente conectado con la prohibición de construir minaretes en Suiza y los movimientos ‘pro’ en Alemania”.

Los electores suizos se decidieron en noviembre de 2009 por una reforma de la constitución del país para prohibir que se construyeran minaretes. Este paso fue aplaudido por los movimientos ‘Pro-Colonia’ y ‘Pro-NRW’, del populoso estado alemán de Renania del Norte-Westfalia. Dichos grupos están consolidados y ocupan asientos en consejos locales, haciendo campaña con una plataforma anti-islamista y criticando lo que ellos llaman una ‘islamización de la sociedad’. Los politólogos llaman a las actividades de dichos grupos ‘racismo anti-islámico’.

:: Nadie habla del Estado del Malestar

Los juicios de valor, a los que nos tiene acostumbrado la prensa al uso, intentan enconger los hechos ciertos, hasta que caben en sus menguadas y estrictas consideraciones sobre lo correcto y los incorrecto. Agotan su reflexión conminando al pueblo por sus elecciones y preferencias y pasan por alto el fracaso espectacular de sus estrategias multiculturales y el hartazgo y pánico que inspiran en los electores sus escarceos con los límites, difuminando la línea entre política y terrorismo, entre tolerancia y rendición, entre permisividad y abyección. Los expertos en los políticamente incorrecto, desoyen el descontento y resquemor de los pueblos, haítos y empachados del mal gusto que rezuma lo políticamente correcto con sus agotadas estrategias alrededor del Estado del Bienestar. Nadie habla del Estado del Malestar y nadie escucha a los que están mal, que cada vez son más.

Compártelo
Nota. Debes estar registrado en estos servicios para poder anotar el contenido.


CAMBIO DE PARADIGMA EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Peatóm toma vacaciones y cierra una etapa

Antonio Yuste | 26·07·2010
00:00 horas

Persiana metálica

MANIOBRAS CONJUNTAS EE UU/COREA

El régimen de Pyongyang eleva la tensión

Peatóm | 23·07·2010
00:00 horas

Clinton en Corea del Sur

VÍDEO BANANERO

El PSOE festeja los 10 años de ‘talante’

Peatóm | 23·07·2010
00:00 horas

José Luis Rodríguez Zapatero. Ordena producir un video laudatorio a su partido para celebrar y festejar su talente y sus diez años de Secretario Genera del PSOE

PETICIÓN DEL PLENO DEL SENADO

Divorcio. La custodia compartida será el régimen preferente

Peatóm | 22·07·2010
00:00 horas

Custodia compartida

MANTIENE EL IMPULSO DESAGREGADOR

El gobierno anuncia que cumplirá con el ‘Estatut’

Peatóm | 22·07·2010
00:00 horas

José Montilla. Presidente de la Generalidad

ZAPATERO COMPRA OXÍGENO

Los nacionalistas tensan el nudo corredizo

Peatóm | 21·07·2010
00:00 horas

Elena Salgado. Techo de gasto

EL TRASPASO SE COMPLETARÁ EN EL 2014

Afganistán asumirá tareas de seguridad a finales del 2010

Peatóm | 21·07·2010
00:00 horas

Hamid Karzai. Presidente de Afganistán

LE ACUSAN DE NO CUMPLIR

Los presos cubanos se sienten engañados por el gobierno español

Peatóm | 20·07·2010
00:00 horas

Rueda de Prensa. Cubanos desterrados por el regímen de los hermanos Castro, acusan al gobierno español de engaño y de incumplimiento

REBAJAS DE GRADO Y PERMISOS REGULARES

Rubalcaba: “En Nanclares de Oca no hay presos de Eta”

Peatóm | 20·07·2010
00:00 horas

Alfredo Pérez Rubalcaba. Ministro del Interior (caricatura)

NO SE PRESENTARÁ A LA REELECCIÓN EN 2012

Zapatero preocupado por la rebeldía extrema de sus hijas

Peatóm | 19·07·2010
00:00 horas

Sonsoles Espinosa. Esposa del Presidente del Gobierno