ACTUALIDAD, CONTEXTO, ANÁLISIS
HOMENAJE A GARZÓN
La izquierda se da un baño de totalitarismo
Peatóm | 14·04·2010 | 00:00

Astracanada. Rectores, catedráticos, profesores, sindicalistas, fiscales, gentes en suma, todas ellas, progresistas/progresadas, se han dado un baño de totalitarismo al proclamar, en un acto homenaje a Garzón, su condición de hombre injuzgable —por encima del bien y del mal—. Homenaje que a puesto el acento en la propagación de que los malos pasos del magistrado constituyen un ajuste de cuentas entre izquierdas y derechas, guerracivilista, silenciando que el Juez Varela, el magistrado del Tribunal Supremo que ha sentado en el banquillo al ínclito, a la superestrella de la Audiencia Nacional, es miembro y fundador de Justicia Democrática, la asociación judicial progresista/progresada.

Gabriela Bravo (Portavoz del CGPJ): “El hecho de que se pueda sentar en el banquillo de los acusados a un juez traslada a la opinión pública, a su entender, un mensaje de que “la ley se aplica para todos”

El salón de actos de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid ha acogido el acto organizado por UGT y CCOO en apoyo al juez Baltasar Garzón, en el que reivindicaron la figura del magistrado, reclamaron el fin de su “persecución” y defendieron que España necesita una transición ética y moral. Ante un auditorio abarrotado que dejó pequeño el salón de actos de la facultad, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, expresó su “rechazo, estupor e indignación por la persecución de un hombre digno y cabal”, y denunció que se pretende “dejar en la impunidad los crímenes del franquismo y el mayor caso de corrupción conocido en la España democrática”, en referencia al ‘caso Gürtel’.

Por su parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, dijo que es una “ignominia que organizaciones que en otros países estarían ilegalizadas en España vean atendidas sus demandas”. “De la crisis económica se sale, tarde o temprano pero vamos a salir. Lo que no podemos permitir es que se consolide la crisis ética y moral que afecta a este país. Ha llegado el momento de una gran iniciativa restauradora, España necesita una transición ética y moral”, aseveró. En este contexto, Toxo rechazó además las críticas de la secretaria general de los ‘populares’, María Dolores de Cospedal, a la celebración de este acto y aseguró que el PP “bien haría” en sumarse al proceso de regeneración que está en marcha en España.

El primero en intervenir fue el rector de la Universidad Complutense, Carlos Berzosa, quien explicó que este centro universitario acogió el acto porque “defiende la democracia”. También intervino el ex fiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo y entre el público estaban destacados políticos como el ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall o los dirigentes de Izquierda Unida Cayo Lara y Gaspar Llamazares, además de diferentes líderes sindicalistas y las Abuelas de la Plaza de Mayo.

:: Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo (TS) no ha notificado aún al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) la resolución por la que se acuerda proceder penalmente contra el magistrado Baltasar Garzón por un posible delito de prevaricación al investigar los crímenes del franquismo, por lo que la decisión del órgano de gobierno de los jueces podría retrasarse más allá del pleno del día 22. En declaraciones a los periodistas en Granada, después de la reunión de la Comisión Permanente del CGPJ, su portavoz, Gabriela Bravo, aclaró que en el momento en el que se reciba noticia del auto “se incorporará al orden del día” del pleno del 22 de abril. “En el caso en el que el Tribunal Supremo considere que no corresponde aún notificar la resolución por las razones que vea oportunas no se estudiará en esa fecha”.

Bravo consideró además que el hecho de que se pueda sentar en el banquillo de los acusados a un juez traslada a la opinión pública, a su entender, un mensaje de que “la ley se aplica para todos”. “Garzón está sometido a la ley y también le ampara la presunción de inocencia”, dijo la portavoz del CGPJ, quien insistió en que “los jueces son grandes profesionales en el marco de sus funciones, pero pueden incurrir en irresponsabilidades”. “Por eso la ley prevé no sólo la posibilidad de exigirles responsabilidad disciplinaria, sino también por la vía penal y la civil”, mantuvo.

:: El CGPJ manifiesta su preocupación

Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha expresado su “preocupación y tristeza” ante los ataques al Tribunal Supremo por la causa abierta al juez Baltasar Garzón, tras declararse competente para investigar las desapariciones en la Guerra Civil y el franquismo. El órgano de gobierno de los jueces reacciona así a “las diversas manifestaciones que de forma sistemática vienen produciéndose atacando la actuación jurisdiccional del Tribunal Supremo”.”De manera especial”, el CGPJ hace referencia a las declaraciones hechas este lunes “por personas que han ocupado destacadas responsabilidades en instituciones básicas del Estado”, en alusión a la intervención de, entre otros, el ex fiscal jefe Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo en el acto en defensa de Garzón organizado este martes por UGT y CCOO en la Universidad Complutense de Madrid.

En un acuerdo aprobado por su Comisión Permanente, reunida en Granada, dice que el Consejo “reitera con firmeza la ineludible necesidad de respetar la actuación de los órganos judiciales, cuya cúspide ostenta el Tribunal Supremo”. “Sin perjuicio de recordar la legitimidad de la crítica a las resoluciones judiciales, el descrédito hacia el propio Estado de Derecho que producen manifestaciones como las anteriormente referidas no resulta tolerable”, señala el texto.

Durante el multitudinario acto en defensa de Garzón celebrado este martes en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense, Jiménez Villarejo ha acusado a los magistrados del Supremo de constituirse en un instrumento de la “actual expresión del fascismo español” por admitir las querellas de Falange Española de las JONS y del sindicato ultraderechista Manos Limpias contra el juez.

En el acto de esta mañana, el ex fiscal jefe Anticorrupción ha criticado además que el magistrado Luciano Varela —instructor de la causa contra Garzón— hable en el auto en el que anticipa la decisión de juzgarle de la “encomiable sensibilidad” de los jueces durante la dictadura, cuando “fueron cómplices hasta el último día de las torturas”.

:: Críticas de los fiscales

También los fiscales han criticado la intervención de Jiménez Villarejo. Según María Pilar Jiménez, presidenta de la Asociación de Fiscales, el ex fiscal Anticorrupción ha hecho un “flaco favor a la Justicia y al Estado de derecho” con sus palabras. “Hay que dejar a los jueces hacer su trabajo, que los procedimientos sigan su curso y que la Justicia sea lo más técnica posible y lo menos politizada”, algo a lo que, según la representante de los fiscales, “no contribuyen” las palabras de Jiménez Villarejo.

Esta tarde, Jiménez Villarejo ha vuelto a reafirmarse en sus palabras. “Hoy la sociedad civil ha salido a la calle y se ha manifestado contra los extremismos en el poder judicial”, ha dicho el ex fiscal jefe Anticorrupción en declaraciones a la Cadena Ser. Asimismo, Jiménez Villarejo ha respondido a la secretaria general de los ‘populares’, María Dolores de Cospedal, quien calificó el acto de “atentado a la democracia”, ha dicho que “los atentados a la democracia los tienen ellos en su propio seno”, en referencia a los casos de corrupción que afectan a miembros del PP.


URL Peatom: http://www.peatom.info

URL de este artículo: http://www.peatom.info/escaner/124904/la-izquierda-se-da-un-bano-de-totalitarismo/