ACTUALIDAD, CONTEXTO, ANÁLISIS
EL FRACASO DE CHÁVEZ
Venezuela avanza hacia el desabastecimiento
Peatóm | 12·05·2010 | 00:00

Desabastecimiento. El gobierno habla de especulación, los críticos de políticas económicas “insostenibles” y la gente de a pie, ¿de qué habla la gente de a pie? Habla de lo difícil que resulta en los tiempos que corren hacer la compra en Venezuela. “No hay productos. No se encuentran “, se quejaba un comprador en un supermercado, mientras empuja un carrito medio vacío. “Ya no sabe uno qué esperar de los precios”, explicaba otra cliente tratando de explicar por qué había gastado tanto en los víveres de la semana. El Banco Central de Venezuela (BCV) lo tiene medido: el “índice de escasez” del mes de abril pasado fue del 14,3% en Caracas. Eso significa que en 14,3 de cada 100 comercios visitados en la capital no se encontraron productos básicos. En cuanto a los precios, el indicador —dado a conocer el viernes pasado— señala que la inflación se ubicó en 5,2%, para un acumulado de 11,3% en lo que va de año.

Los alimentos básicos se encuentran regulados desde 2003, pero los industriales se quejan con frecuencia de que los precios están desfasados, en parte porque muchos son importados con un dólar cuya cotización crece de manera enloquecida. Venezuela importa más del 80% de lo que se come.

:: La conspiración

Venezuela está metida de hoz y coz en los rigores del socialismo revolucionario: la pobreza, la escasez y el desabastecimiento. La demagogia revolucionaria está alcanzando todas sus metas

El presidente Hugo Chávez, por su parte, lo resume en una frase: “No tengo dudas de que hay un alto componente especulativo y político. Hay una conspiración”. En la otra acera, la Confederación de Industriales, Conindustria, dijo que sólo mejorar la oferta de bienes y servicios acabará con el problema. Un asunto que, según lo explica el economista crítico, Gustavo Rojas, hoy no es posible por factores que van desde la inseguridad jurídica creada por las expropiaciones de tierras, industrias y comercios, hasta la escasez de dólares por unos precios del petróleo más bajos.

:: Los estantes vacíos frustran a los consumidores.

Los venezolonos se quejan de que para hacer la compra, semanal “uno tiene que ruletear”, esto es, recorrer varios locales en busca de lo que no se encuentra o huyendo de lo que está muy caro. “Yo ya no le paro (hago caso). Lo que consigo lo llevo, y lo que no, será para la próxima semana”. Hay desabastecimiento severo de leche de larga duración, de harina de maíz precocida, de frijoles negros, de leche líquida, de azúcar, de arroz, carne y productos básicos.

Y la excasez también afecta a las cadenas alimentarias bajo control del gobierno, algunas por expropiación. En una sucursal de PDVAL (Petróleos de Venezuela-Alimentos, un programa de distribución a bajo costo) había arroz, harina de maíz precocida y café. Pero la mayoría de un largo pasillo estaba ocupado por latas de leche condensada, en otro sobraba el polvo curry, y ocho de las diez neveras (para lácteos y otros) estaban vacías y apagadas. “¿Y ustedes se creen el cuento de (Hugo) Chávez de que esto está surtido?”, se quejaba una señora, a voces, al portero del establecimiento.

El gobierno sostiene que se encuentra en un proceso de transición, pero que con la toma de empresas e industrias se encamina a garantizar la seguridad alimentaria, entendiendo los productos como necesidades y no mercancías. ¿Les suena el argumento? Fidel Castro lo utilizó profusamente con el resultado que ya se conoce: pobreza máxima y desabastecimiento.

:: La carne

Mención aparte merece la carne, que ha sido objeto de titulares de prensa, debido a una escasez desatada por la intervención de varias carnicerías, por supuesta especulación. “La carne debe volver a los anaqueles”, dijo la semana pasada el ministro de Alimentación, Félix Osorio, lo que no se ha cumplido. En algunos cadenas ha hecho presencia en los anaqueles, pero racionada. En PDVAL no había carne de ningún tipo y en Bicentenario, la antigua cadena Éxito expropiada por el gobierno a principios de año, algunos compradores, los pocos que lo lograron, pudieron hacerse con una bandeja de solomo de cuerito.

Aunque por razones divergentes, tanto el gobierno como los críticos parecen coincidir en que la situación no es sostenible. El primero está anunciando más controles. Los segundos piden cambio de rumbo y apertura. Ustedes ya saben de que parte está la razón.


URL Peatom: http://www.peatom.info

URL de este artículo: http://www.peatom.info/escaner/125362/venezuela-avanza-hacia-el-desabastecimiento/