ACTUALIDAD, REFLEXIÓN, RITOS
IX CONGRESO CATÓLICOS Y VIDA PÚBLICA
Pedimos que se reconozca el valor humanizante del Cristianismo
Peatóm | 23·11·2009 | 00:00

Asociación Católica de Propagandistas. Durante su intervención en la clausura del XI Congreso Católicos y Vida Pública, el presidente de la ACdP (Asociación Católica de Propagandistas) y de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, Alfredo Dagnino, ha asegurado que lo único que piden los católicos es “libertad y respeto” para proponer ideas en la plaza pública, sin que nadie -ha añadido- “pueda sentirse amenazado por ello”. También hablo Alfosno Coronel de Palama, Presidente y Consejero Delegado del Grupo COPE, expresidente de la Fundación San Pablo CEU, e iniciador de los Congresos Católicos y Vida Pública. Justo al terminar el Congreso, ambos fueron entrevistados también en El Espejo (adjuntamos audio de la entrevista). A colación del título de su ponencia, ‘La España Necesaria’, el presidente de la Asociación Católica de Propagandistas y de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, Alfredo Dagnino, ha realizado en la clausura del XI Congreso Católicos y Vida Pública un diagnóstico de la realidad de España y ha indicado el camino por el que debe emprenderse la “regeneración” del país.

Dagnino alertó de la existencia en el ámbito global de un programa de actuación “profundamente anticristiano” cuyo objetivo final es llevar a cabo una “metamorfosis cultural”

A juicio de Dagnino, España se ve afectada por una “crisis social, política, de la identidad nacional y de las instituciones”. En ella, operan causas autóctonas y otras de carácter internacional. Sobre estas últimas, ha alertado de la existencia en un ámbito global de un programa de actuación “profundamente anticristiano” cuyo objetivo final es llevar a cabo una “metamorfosis cultural”. Expresión patente de ello en España son, a su juicio, iniciativas legislativas como Educación para la Ciudadanía, la Ley de Violencia de Género, la “banalización” del matrimonio, la llamada Ley de Igualdad o el proyecto para una nueva Ley del Aborto.

Son todas ellas propuestas que se entienden dentro de unas políticas públicas inspiradas en un “laicismo ideológico impropio de un Estado democrático y libre”, ha subrayado el presidente de la ACdP y del CEU. En contraste con estos postulados, Dagnino ha sostenido que la referida regeneración de España pasa, entre otras cosas, por “el reconocimiento de los cristianos en la vida pública”. En esta línea ha pedido que se acepte “el valor humanizante del cristianismo, también por parte del Estado”, ha añadido a continuación.

Al hilo de esta reclamación, Dagnino ha aludido al deseo de los católicos de “contribuir a una auténtica sociedad democrática fundada en la verdad del hombre”. Para ello, ha agregado, lo único que se pide es “libertad y respeto” para proponer las propias convicciones en la plaza pública, sin que nadie “pueda sentirse amenazado por ello”. Asimismo, también ha apelado a la recuperación de los referentes morales en el funcionamiento de las instituciones democráticas, para que la democracia misma no se convierta en una mera técnica. “Sacralizar la democracia como técnica de formación de mayorías es desvirtuarla”. Algo que acontece cuando a los parlamentos se les asigna una función de “meros legitimadores de decisiones previamente tomadas por los gobiernos”, ha advertido Dagnino.

“Sacralizar la democracia como técnica de formación de mayorías es desvirtuarla”. Algo que acontece cuando a los parlamentos se les asigna una función de “meros legitimadores de decisiones previamente tomadas por los gobiernos”

Junto a él, el que fue presidente de la ACdP y actual presidente de COPE, Alfonso Coronel de Palma, ha mostrado su confianza en la posibilidad de “construir una sociedad distinta”. Para ello, sólo hace falta que la que realmente tenga proyección sea “la gente normal”. En la sesión de clausura del Congreso se ha hecho especial mención a la celebración del Centenario de la Asociación Católica de Propagandistas. Con respecto al espíritu y carisma de los miembros de la Asociación, el director emérito de la Biblioteca de Autores Cristiantos, José Luis Gutiérrez, ha señalado que el lugar del propagandista “está en la calle y no en un cenobio”. También ha destacado los servicios prestados por los propagandistas en el campo de la política y su carácter desinteresado. “Todos los hombres que la Asociación ha tenido en la política, cuando han terminado su tarea han vuelto a sus profesiones”, ha comentado al respecto.


URL Peatom: http://www.peatom.info

URL de este artículo: http://www.peatom.info/iglesia/122545/pedimos-que-se-reconozca-el-valor-humanizante-del-cristianismo/