ACTUALIDAD, REFLEXIÓN, RITOS
DIA DEL EMIGRANTE Y DEL REFUGIADO
“Los niños son ante todo y siempre personas, imagen de Dios”
Peatóm | Peatóm | 18·01·2010 | 00:00

Por [1] Marta Lago. Benedicto XVI dedicó su mensaje por esta Jornada especialmente a la «atención por los emigrante y refugiados menores». De ahí que en el Ángelus de hoy se haya remitido a la «dramática experiencia del refugiado», que el propio Jesucristo, neonato, vivió. Jesús «enseña a sus discípulos a acoger a los niños con gran respeto y amor», subrayó el Papa. «Aliento vivamente a las comunidades cristianas y a los organismos que se empeñan en servicio de los menores migrantes y refugiados», y «exhorto a todos a mantener viva la sensibilidad educativa y cultural respecto a ellos, según el auténtico espíritu evangélico».

Católicos y judíos: “Nos une la fe en el único Dios, pero también la tutela de la vida y de la familia, la aspiración a la justicia social y a la paz”

En la plaza de San Pedro, entre a decenas de miles de fieles y peregrinos, se dieron cita este mediodía representaciones de diversas comunidades étnicas. «Os deseo a todos —dijo— que participéis plenamente en la vida social y eclesial, custodiando los valores de las propias culturas de origen». Diálogo y unidad han tenido protagonismo hoy también en el Ángelus. En su alocución previa a la oración mariana, Benedicto XVI recalcó que esta tarde visitará a la comunidad judía de Roma en la Gran Sinagoga, llamada Templo Mayor. Su meta, «una etapa más en el camino de concordia y de amistad entre católicos y judíos». «De hecho, a pesar de los problemas y las dificultades, entre los creyentes de las dos religiones se respira un clima de gran respeto y de diálogo, testimonio de cuánto han madurado las relaciones y del compromiso común de valorar lo que nos une: la fe en el único Dios ante todo, pero también la tutela de la vida y de la familia, la aspiración a la justicia social y a la paz».

Y a todas las comunidades eclesiales el Papa pide oración incesante —de modo particular durante las celebraciones eucarísticas— por la plena unidad de los cristianos. Mañana se abre la semana anual dedicada a esta intención. «Un tiempo propicio para reavivar el espíritu ecuménico, para encontrarse, conocerse, orar y reflexionar juntos», explica el Papa; «nuestro anuncio del Evangelio será tanto más creíble y eficaz cuanto más unidos estemos en su amor como verdaderos hermanos».

Y especialísimo ruego hoy a la Virgen María por Haití. «Imploro su protección particularmente por la querida población haitiana, tan duramente probada, para que encuentre asistencia y consuelo —expresó el Papa en lengua francesa—. Que Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, patrona de Haití, proteja a sus hijos e hijas».

Minutos antes, en italiano, el Santo Padre había renovado su aliento a las poblaciones de Haití, asolada por el devastador terremoto. Visiblemente entristecido, Benedicto XVI ha lamentó la muerte del arzobispo local, de tantos sacerdotes, religiosos, seminaristas, de las incontables víctimas y sus familiares, de cuantos han perdido todo. Alentó igualmente el esfuerzo de las numerosas organizaciones caritativas —muchas coordinadas desde la Santa Sede— que se están haciendo cargo de las inmensas necesidades del país. El nuncio apostólico en Haití mantiene constantemente informado al Papa de la situación local.


URL Peatom: http://www.peatom.info

URL de este artículo: http://www.peatom.info/iglesia/123506/los-ninos-son-ante-todo-y-siempre-personas-imagen-de-dios/