ACTUALIDAD, INFORMACIÓN CLAVE
DEIMOS-1 Y NANOSAT 1B
España coloca dos satélites en el espacio
Peatóm | 30·07·2009 | 00:00

Espacio. Dos satélites españoles, el Deimos-1 de observación terrestre y el Nanosat 1B de telecomunicaciones, han partido este miércoles juntos al espacio. Ambos han formado parte de la carga, junto con otros cuatro satélites, del lanzador ruso Dnieper —un misil balístico intercontinental reconvertido para misiones especiales y lanzado desde la base de Baikonur, en Kazajistán—. “El lanzamiento del cohete se ha realizado con éxito”, anunció el coronel Alexandr Vovk, portavoz de las Fuerzas Estratégicas de Rusia (FER) tras el despegue.

Deimos Imaging contrató la fabricación del satélite Deimos-1 a Surrey Satellite Technology Limited (SSTL) con base en Guildford (Reino Unido), empresa líder en la construcción de pequeños satélites

El Deimos-1 es el primer satélite privado para la observación de la Tierra. El astronauta Pedro Duque, director general de la empresa que dirige el proyecto, Deimos Imaging, anunció que será capaz de determinar dónde y cuándo las zonas de cultivos necesitan fertilizantes, qué cantidad de agua precisan las plantas, dónde hay vertidos contaminantes o las áreas afectadas por un incendio.

Este satélite vigilará la Tierra para mejorar la gestión de los recursos agrícolas, aunque su abanico de posibilidades abarca muchas otras áreas, como la localización de naves en el mar. Se espera que envíe sus primeras capturas en el mes de agosto. Por su parte, el Nanosat 1B pertenece al Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), organismo dependiente del Ministerio de Defensa, y se trata de un nanosatélite (pesa menos de 20 kilos) que tomará el relevo al Nanosat-01, cuyo periodo de vida útil está a punto de extinguirse. Para ello, se situará en la misma órbita polar, a unos 650 kilómetros de altura, lo que le permitirá cubrir todo el planeta para enlazar con estaciones científicas, igual que ha venido haciendo su predecesor.

Como satélite de telecomunicaciones, probará un transmisor-receptor en ‘banda S’ con el objetivo de disponer para futuros micro y nanosatélites de un transmisor-receptor de altas prestaciones y bajo coste, basado en las últimas tecnologías de dispositivos electrónicos. El Nanosat 1 llevará a bordo otros dos experimentos; el primero, totalmente desarrollado por el INTA y llamado Las Dos Torres, es un detector de protones de alta energía para caracterizar el ambiente espacial en un rango de radiación determinado.

El otro se trata de un sensor solar de última generación, desarrollado por la Universidad de Sevilla y la Universidad Politécnica de Cataluña, cuya calificación espacial ha corrido a cargo del INTA. Este sensor debe determinar la posición del sol con objeto de orientar al satélite, según el INTA. Más allá de sus características de peso y medida, los nanosatélites encarnan un nuevo concepto de diseño para sistemas espaciales y una oportunidad de acceso al espacio con costes y tiempo de desarrollo más reducidos.

:: Satélite Deimos

Este sistema espacial de DEIMOS Imaging consta de un satélite, denominado Deimos-1, con un sensor óptico multiespectral que tendrá una resolución de 22 m y un amplio barrido de más de 600 km. El satélite grabará a bordo las imágenes de la Tierra para su posterior volcado en la estación de seguimiento de satélites propia (Parque Tecnológico de Boecillo (Valladolid).

Deimos Imaging contrató la fabricación del satélite Deimos-1 a Surrey Satellite Technology Limited (SSTL) con base en Guildford (Reino Unido), empresa líder en la construcción de pequeños satélites, que ya ha demostrado su capacidad con la construcción de 30 satélites. SSTL fabricó el primer satélite experimental de la nueva constelación de navegación Galileo —la alternativa de la Unión Europea a la constelación GPS de EE UU—, lanzado con éxito a finales de 2005, proyecto paralizado pero que ha permitido a Europa garantizar el uso de la frecuencia asignada a esta constelación.

El nuevo satélite tiene una capacidad de imagen y un tiempo de revisita sin precedentes en su nivel de resolución espacial, debido a su gran barrido, permite realizar dos coberturas completas de España y Portugal en una semana, y una cobertura completa de toda Europa en tan solo 10 dias. Las zonas de interés preferencial de este sistema son España, y especialmente la región de Castilla y León donde está ubicado el sistema; Portugal donde la empresa Deimos Engenharia contribuirá a la explotación comercial del mismo y el resto de Europa, donde pretende contribuir al despliegue del programa GMES (Global Monitoring Environment and Security) de la ESA y la Unión Europea.
El nuevo satélite se integrará en la constelación internacional DMC (Disaster Monitoring Constellation) que está formada por satélites del Reino Unido, China, Nigeria, Argelia y Turquía, fabricados asimismo por SSTL. El uso combinado de los satélites de esta constelación proporciona una capacidad única de observación de la Tierra, con más de una visita diaria a cualquier lugar del globo.

La constelación DMC es el resultado de una colaboración única entre las naciones miembros, y a través de este satélite, España se une a este conjunto de países del consorcio (Algeria, China, Nigeria, Turquía y Reino Unido). Cada miembro del consorcio posee y opera su propio satélite, mientras coopera la constelación junto con el resto de países miembros. Este modelo de cooperación tiene claros beneficios dado que permite que la información generada por un satélite pueda ser utilizada por los otros miembros del consorcio.


URL Peatom: http://www.peatom.info

URL de este artículo: http://www.peatom.info/la-llave/120516/espana-coloca-dos-satelites-en-el-espacio/