*En California no tiran su basura a la papelera, la convierten en programas de televisión.
(Woody Allen)

 

Kosovo. Kósovo (Campo de mirlos) Kosova o Kosovë en albanés, ...

Viajes

Por Ángel Martín Oro. Los economistas austriacos, entre otros, ...

Lo+Tres

Nuevo Museo del Ejército. Un total de 952 personas, entre toledanos, ...

Arte

Nuevo trabajo. Ya podemos escuchar "Sonrisa", la carta de ...

Música

La llave: ACTUALIDAD, INFORMACIÓN CLAVE

GALERISTA Y FUNDADORA DE ARCO

Juana de Aizpuru: “Castilla y León debiera tener más galerías”

Peatóm | 10·05·2010 | 00:00 |
|

Juana de Aizpuru. Galerista y fundadora y directora de ARCO

Arte. La vallisoletana que fundó y dirigió ARCO, la feria de arte contemporáneo más importante de España, celebra este año el 40 aniversario de su galería mientras contempla, con esperanza y ganas de ayudar, el futuro incierto del certamen. Nació como Juana Domínguez Manso en Valladolid, aunque todo el mundo la conoce como Juana de Aizpuru. Pionera y visionaria, este año celebra 40 intensos años como galerista, a lo largo de los cuales se ha convertido en una voz indispensable para comprender la evolución del arte contemporáneo en España. Mientras lamenta los vaivenes de ARCO en los últimos años (una feria que ella misma creó y dirigió en sus primeras ediciones), sonríe al recordar sus inicios y a cada uno de los artistas que han trabajado con ella, esos que la han acompañado en las últimas décadas y que le han permitido encontrar su lugar en el mundo.

—Vallisoletana, sevillana, madrileña… ¿Cuál es su tierra?

Ahora mismo, con el mundo tan globalizado que tenemos, en cualquier lado se puede crear un gran centro cultural y artístico porque la gente viaja mucho, y cualquiera de las ciudades de Castilla y León puede ser el lugar idóneo para hacer un proyecto fantástico de galería de arte

Aunque nací en Valladolid, de familia vallisoletana por parte de padre y de madre, vine muy pequeña a Madrid y cuando me casé me fui a Sevilla. Hemos vuelto a Valladolid con frecuencia, sobre todo mientras vivía mi abuela, porque allí estaban mis tíos, que aún viven, y allí tengo a toda la familia de padre y de madre. Como tengo una naturaleza mixta, no me considero muy nacionalista, y luego he viajado tanto que me considero ciudadana del mundo, si bien es cierto que soy muy patriota; España entera me tira mucho, como a todos los castellanos. Mi carácter, desde luego, es castellano.

—¿Qué le llevó a abandonar su ciudad natal?
Mi padre tenía un restaurante, quiso establecerse en Madrid y vinieron aquí pensando que sería mejor para su negocio. Yo era muy chiquitita y mis primeros recuerdos están en Madrid, donde estudié y fui a la universidad. Cuando me casé me fui a Sevilla, que ni la conocía, pero dicen que uno es de donde nacen sus hijos y mis tres hijas son sevillanas. Yo me encuentro bien donde quiera que esté.

—¿Cómo entró el arte en su vida?
Cuando llegamos a Sevilla en 1960, la ciudad era muy cerrada, con un ambiente muy conservador. No es que Madrid fuera una maravilla, pero era otra cosa y al llegar me sentí un poco asfixiada. Cada uno busca siempre un grupo donde se sienta cómodo, y mi marido y yo contactamos con gente que participaba en tertulias literarias y con una generación nueva de artistas ligada con el expresionismo abstracto, que había roto completamente con la tradición sevillana, muy academicista. En 1965 abrieron una galería donde se refugiaron todos estos jóvenes artistas, y dentro de mis posibilidades comencé una discretísima colección. Empecé a comprar el arte que hacían, y años después el dueño decidió cerrarla, porque la situación entonces era muy difícil. Aquellos artistas me animaron a abrir mi propia galería para darles cobijo, algo que nunca se me hubiera ocurrido, pero al escucharles tuve una revelación, y antes de que pasaran tres o cuatro meses ya abríamos las puertas. Alquilé un local con derecho a compra y pedí 500.000 pesetas de préstamo en un banco, porque no quería depender de mi marido ni de mi padre, y con eso hice la obra en el local y empecé a andar.

—¿En algún momento de los últimos 40 años pensó en tirar la toalla?
No, no. Jamás. Desde que abrí la galería me di cuenta de que sería para toda la vida, que no era ningún experimento y era algo vocacional. Vi que el camino que había escogido era maravilloso y que me iba a dar muchas posibilidades de formarme y enriquecerme profesional y personalmente. Me sentí tan contenta y feliz… Evidentemente yo le debo mucho a mi galería y a las posibilidades que me ha dado: contactos maravillosos con artistas, galeristas, directores de museos, críticos… Es un ambiente realmente fabuloso. Solamente poder tocar los cuadros, cogerlos, montar una exposición, seleccionar a un artista, escoger en su estudio las obras para una exposición… Todo eso es tan enriquecedor y maravilloso que se cumplieron todos mis pronósticos; me siento muy realizada y sé que no podía haber escogido una carrera mejor porque mi trabajo me parece espléndido.

—¿Lo más duro en estos años fue tomar la decisión de cerrar su galería de Sevilla en 2004?
Tengo muy buenos recuerdos de todos mis años de galerista, aunque siempre ha habido algún problema con la cuestión económica. Ahora ya hay un coleccionismo de nueva tendencia bastante establecido, pero en su momento era una aventura bastante importante. Sin embargo, allí me apoyó mucho la sociedad sevillana y arquitectos amigos míos. Los últimos años de Franco no fueron tan duros para mí, los recuerdo con mucho cariño y fue una etapa verdaderamente preciosa. Desde luego, cerrar mi galería de Sevilla ha sido muy duro. Fue una decisión tremenda y me costó una enfermedad; me dio un cólico nefrítico mientras estábamos haciendo el traslado de los muebles. Allí he dejado un despacho y un pequeño ‘stock’, porque no me resignaba a levantar el pie por completo; por lo menos tengo mi placa de Galería Juana de Aizpuru en la puerta de la entrada, y voy de vez en cuando; allí conservo mis papeles, mis cuadernos y alguna obra. Fue durísimo decidir cerrarla.

—¿Sería viable una galería como aquella que usted montó en Sevilla en 1970 en el corazón de Castilla y León?
Por supuesto que sí, indudablemente. Yo misma he pensado a veces hacerlo. ¿Por qué no? Ahora mismo, con el mundo tan globalizado que tenemos, en cualquier lado se puede crear un gran centro cultural y artístico porque la gente viaja mucho, y cualquiera de las ciudades de la Comunidad puede ser el lugar idóneo para hacer un proyecto fantástico de galería de arte. Yo creo que lo haría si no fuera por el tiempo que requiere; te lleva mucho tiempo sacar adelante un proyecto como éste, es un trabajo muy personal y tener dos galerías durante 24 años, como ha sido mi caso, ha supuesto un esfuerzo tremendo, porque he hecho 16 inauguraciones cada temporada, siempre he ido a montar y nunca he repetido las mismas exposiciones en Madrid y Sevilla. Han sido los mismos artistas, pero con proyectos diferentes. La posibilidad de estar concentrada ahora solamente en Madrid me permite dedicar más tiempo a la cuestión artística, pero sería una idea muy bonita poder hacer algo en Castilla.

—Pese a que en Castilla y León existen cinco museos de arte contemporáneo, parece que las galerías no acaban de despegar. Con presencia internacional apenas están trabajando Adora Calvo en Salamanca y Cubo Azul en León.
Ya lo creo que está muy bien de museos. Los conozco todos, pero indudablemente la actividad de las galerías es muy pequeña. Tendría que haber más.

—Un leonés como García-Alix y una vallisoletana como Dora García forman parte de sus representados. Castellanos y leoneses ambos que tuvieron que emigrar. ¿Cómo valora el movimiento creativo en la Comunidad?
Hay muchos artistas que son de allí pero no viven en la región, porque ahora mismo los artistas son muy nómadas. Tampoco están en Madrid; de la gente que representamos, sólo dos viven aquí: Alberto está en Buenos Aires, Dora en Bruselas, otro en Pekín, dos en París… No paran. Es lo normal hoy; todo el mundo sale disparado adonde sea, así que sucede aún más con los artistas, que tienen más inquietudes.

—¿Cree que al público general le sigue costando entrar a las galerías de arte contemporáneo?
No, yo creo que cada día menos. Antes puede ser que no supieran si había que pagar, pero eso ha pasado a la historia hace muchos años. Todas las personas relacionadas de alguna manera con el arte no tienen el más mínimo inconveniente en dedicar tardes enteras a ir de galerías. El trabajo del galerista ya es comprendido y respetado, y de hecho tenemos muchos visitantes. Se ha luchado mucho, pero sabíamos que era una oportunidad única que había que aprovechar, después de tantos años en los que España había estado tan aislada, ofreciendo poquísimas posibilidades.

—¿Tenemos hoy el ARCO que usted soñaba en 1980, cuando puso en marcha la feria?
Posiblemente no. Cuando inventé ARCO, desde el principio fue el embrión de un gigante. Siempre pensé en hacer una gran feria, que saliera a competir con las más importantes del mundo, por su seriedad, profesionalidad y autenticidad, y la verdad es que ya hace unos años que empezó a perder el buen camino y se fue degenerando sin que se haya puesto remedio hasta ahora. Cuando un proyecto así coge el camino del descenso, para empezar a subir de nuevo hay que hacer un esfuerzo realmente muy importante, que no se ha hecho. ARCO cada año está peor y ahora mismo atraviesa un momento crucial. Como no se adopten remedios drásticos, la feria va a pasar a ser de segunda categoría y, una vez que el mundo del arte te cataloga de esta manera, es muy difícil volver atrás. Por eso este año solicité entrar a formar parte del comité organizador, porque considero que mi ayuda podía ser bastante positiva. Debemos trazar una hoja de ruta a seguir, ver cuál es la problemática, comprobar si Ifema está dispuesta a corregir los malos hábitos y a retomar el buen camino, y ponernos a trabajar.

—Parece que el camino no será fácil.
Hacer una feria de arte es muy difícil y creo que cada vez lo será más, pues hay una tremenda competencia en la actualidad ya que, en estos momentos, existe un gran número de ferias de primera categoría y, por otro lado, los países emergentes están tratando de incorporarse al mundo del arte con ferias muy potentes, como podría ser Dubai, Moscú, Shanghái, Seúl, México… ARCO tiene que ser capaz de atraer a las más importantes galerías internacionales, para ello hay que organizar un recinto ferial más profesional, distribuyendo más racionalmente los espacios, limitando a 160 ó 170 galerías el número de participantes, excluyendo a las instituciones como participantes con ‘stands’, cuidando perfectamente los servicios que se dan al expositor. Por otro lado, hay que liberar la feria de tantos programas adyacentes que la han convertido últimamente en una feria lúdica más que una feria de arte. Como digo, lo importante es atraer a estas grandes galerías internacionales, pues detrás de ellas vienen los grandes coleccionistas buscando las piezas importantes que sin duda se pudieran presentar. Contamos con muchas cosas a nuestro favor, ya que Madrid es una ciudad muy atractiva, acogedora, con museos importantísimos, con una oferta de actividades culturales extraordinaria. Por otro lado, los hoteles son estupendos y la oferta de los restaurantes siempre ha dejado encantados a cuantos nos han visitado.

—Tras la dimisión el pasado lunes de la directora de ARCO, Lourdes Fernández, ¿quién debería mover ficha ahora?
Nos toca hacer un gran esfuerzo a todos, empezando por Ifema, encabezada por el nuevo director que entre a hacerse cargo de ARCO con el fin de conseguir esa gran feria que todos anhelamos desde sus inicios. Hacer una feria mediocre no nos interesa a nadie: ni a Ifema, ni a los galeristas. La feria nació con grandes ambiciones y unos magníficos planteamientos y, aún en la España de aquellos momentos, en los cuales no existía ninguna clase de coleccionismo, ni tampoco museos de arte contemporáneo, ARCO se ganó en muy breve tiempo un sitio muy importante del calendario del mundo del arte. Realmente estamos en unos momentos críticos porque cuando una cosa se tuerce, cuesta muchísimo encauzarla de nuevo.

—¿Por eso ha decidido involucrarse de nuevo en su organización?
Nunca había querido estar en el Comité desde que dejé de ser directora de ARCO, pues pensaba que la gente podría creer que pretendía imponer mis criterios, pero últimamente ha habido muchos amigos, tanto artistas, como galeristas y coleccionistas, que me han pedido que me involucrara de nuevo, pues la alarma se ha generalizado dentro de todos los agentes del mundo del arte español. Como Ifema, a petición mía, me ha nombrado miembro del Comité ARCO 2011, estoy a la espera de que nombren al nuevo director y a que organicen al próximo Comité Organizador para, si siguen contando conmigo, comenzar a trabajar cuanto antes para que ARCO 2011 vuelva a tener el espíritu del principio, pero con las ventajas que da la experiencia y el reconocimiento internacional ya adquiridos. Como es lógico, preferiría que me lo dieran todo hecho y que tuviéramos un ARCO maravilloso sin tener que involucrarme de nuevo, con el esfuerzo y el tiempo que esto exige, pero por desgracia ARCO está en peligro por los defectos endémicos, que se vienen repitiendo año tras año y que ahora van a exigir un cambio de 180 grados. De todos modos estoy muy esperanzada, con mucha ilusión y muchas ganas porque he visto a Ifema muy receptiva y estoy segura de que van a encontrar a un buen director que coja el testigo para comenzar este nuevo camino.

—¿Cómo se está dejando notar la situación económica actual en el mercado del arte contemporáneo?
Yo creo que esta crisis para el arte contemporáneo no es tan mala como haya podido ser la de los noventa, porque en España ahora tenemos un buen número de museos de arte contemporáneo que siguen haciendo sus colecciones porque no las tienen completas, y aunque la crisis haya afectado mucho a las instituciones, una colección no se puede parar completamente porque la estarías matando. Aunque sea menos, todos tienen un presupuesto, y como ya hay bastantes museos, vas teniendo una demanda. Además, el coleccionismo privado ha ayudado muchísimo; tenemos una serie de coleccionistas que surgieron tras la crisis de los 90, con auténtica pasión por el arte. Están muy bien preparados, viajan mucho, se van a ver todas las ferias, entienden, compran arte internacional, saben lo que pasa por el mundo y su labor es admirable. Este año ellos son los que han mantenido ARCO, porque ha venido muy poco coleccionista de fuera.

—¿Se podría quedar con un único recuerdo, su mejor recuerdo de estos últimos cuarenta años?
Eso sería muy difícil. Cuando abrí mi galería de Sevilla el día de la inauguración fue un acontecimiento para mí, y el día que abrí la galería de Madrid viví otra emoción tremenda, como el día que se inauguró ARCO: abrimos las puertas y empezó a entrar gente, gente y gente, hasta las 25.000 personas, con todos los artistas apoyando, representantes de las instituciones, ministros… Fue una cosa maravillosa y bellísima. Tengo tan magníficos recuerdos que destacar uno sería un poco difícil para mí.

Compártelo
Nota. Debes estar registrado en estos servicios para poder anotar el contenido.


"Estamos tratando de aprovechar la tecnología de teléfono inteligente para adaptarlo a lo que los soldados puedan necesitar en el campo de batalla"

Si la R136a1 reemplazara a nuestro sol, señala el profesor Rafael Hirschi, de la Universidad de Keele (Gran Bretaña), "su alta masa reduciría la duración del año de la Tierra a tres semanas

Steve Jobs: "Ésta es la vida del mundo del 'smartphone'. Los teléfonos no son perfectos. La mayoría de los que probamos se comportaron así. No somos perfectos"

Para el director de 'Niño nadie', el cine es "un camino maravilloso, pero arduo, difícil, y a veces enojoso", y de hecho ha dicho que "rodar es fracasar"

La película aborda la relación entre Mark Zuckerberg (creador del Libro-de-caras), Sean Parker, uno de los fundadores de Napster que luego se transformó en alto ejecutivo de Facebook y Eduardo Saverin, el co-fundador del sitio

la muestra comienza con un vestido de Jeanne Lanvin, otro de Anita Monrós y otro de calle de Cristóbal Balenciaga de la década de 30

González-Sinde ha destacado la "pasión por el cine español" de Peña y su labor al frente del Spanish Cinema Now!, el festival "más importante" de cine español en EEUU

El kevlar con el líquido funciona mucho más rápido y el impacto no es tan profundo"

Pese a la carga científica del espectáculo ha considerado que es divertido: "El rigor científico no se tiene que confundir con el rigor mortis"

"A partir de ahora debemos desarrollar aplicaciones multimedia que enriquezcan el uso del libro electrónico"

CAMBIO DE PARADIGMA EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Peatóm toma vacaciones y cierra una etapa

Antonio Yuste | 26·07·2010
00:00 horas

Persiana metálica

MANIOBRAS CONJUNTAS EE UU/COREA

El régimen de Pyongyang eleva la tensión

Peatóm | 23·07·2010
00:00 horas

Clinton en Corea del Sur

VÍDEO BANANERO

El PSOE festeja los 10 años de ‘talante’

Peatóm | 23·07·2010
00:00 horas

José Luis Rodríguez Zapatero. Ordena producir un video laudatorio a su partido para celebrar y festejar su talente y sus diez años de Secretario Genera del PSOE

PETICIÓN DEL PLENO DEL SENADO

Divorcio. La custodia compartida será el régimen preferente

Peatóm | 22·07·2010
00:00 horas

Custodia compartida

MANTIENE EL IMPULSO DESAGREGADOR

El gobierno anuncia que cumplirá con el ‘Estatut’

Peatóm | 22·07·2010
00:00 horas

José Montilla. Presidente de la Generalidad

ZAPATERO COMPRA OXÍGENO

Los nacionalistas tensan el nudo corredizo

Peatóm | 21·07·2010
00:00 horas

Elena Salgado. Techo de gasto

EL TRASPASO SE COMPLETARÁ EN EL 2014

Afganistán asumirá tareas de seguridad a finales del 2010

Peatóm | 21·07·2010
00:00 horas

Hamid Karzai. Presidente de Afganistán

LE ACUSAN DE NO CUMPLIR

Los presos cubanos se sienten engañados por el gobierno español

Peatóm | 20·07·2010
00:00 horas

Rueda de Prensa. Cubanos desterrados por el regímen de los hermanos Castro, acusan al gobierno español de engaño y de incumplimiento

REBAJAS DE GRADO Y PERMISOS REGULARES

Rubalcaba: “En Nanclares de Oca no hay presos de Eta”

Peatóm | 20·07·2010
00:00 horas

Alfredo Pérez Rubalcaba. Ministro del Interior (caricatura)

NO SE PRESENTARÁ A LA REELECCIÓN EN 2012

Zapatero preocupado por la rebeldía extrema de sus hijas

Peatóm | 19·07·2010
00:00 horas

Sonsoles Espinosa. Esposa del Presidente del Gobierno